En Castelli esperan que este año se construya el nuevo edificio vecinal

La dirigencia del barrio Castelli, que conduce Guido Zárate, confía en que este año puedan ver cristalizada la construcción del nuevo edificio de la asociación vecinal, ya que desde hace 50 años la sede funciona en un viejo galpón ante la falta de instalaciones propias. El dirigente proyecta que a partir de un nuevo edificio serán múltiples las actividades sociales y recreativas que se podrán instrumentar para beneficio de un significativo número de vecinos de esa barriada de la zona norte de Comodoro Rivadavia.

El barrio Castelli crece y espera la obra de la sede vecinal nueva.

En el proyecto del nuevo edificio vecinal, los dirigentes de Castelli están trabajando desde hace cinco años, pero la obra está trabada porque aún no tienen la resolución de adjudicación de la tierra donde se podrá levantar la sede social.

Ya son 170 las familias que viven en ese barrio y la pavimentación de la avenida principal ha sido bien recibida por los vecinos, pese a que la obra finalizará en marzo y no incluirá por ahora a la parte más antigua del barrio.

También esperan desde hace un año y medio que el municipio pueda refaccionar el parque, tal como se había comprometido en el Presupuesto Participativo.

Por otro lado, este antiguo barrio de la zona norte ya no tiene mucho espacio más para crecer en materia habitacional, pero hay cerca de 30 pozos abandonados, que deben ser sellados si se pretende luego urbanizar ese sector.

"El barrio está completo no hay más lugar, está lleno de pozos que primero habría que desafectar para poder recuperar lotes", comentó el presidente vecinal. También señaló que actualmente hay unas 30 familias –hijos del barrio– que están en lista de espera por terrenos fiscales.

En seis años, la vecinal ya le otorgó una solución habitacional a 140 familias que a través de diferentes programas lograron acceder a un lote en ese barrio. Además, unas 120 familias protagonizaron el año pasado una toma irregular de lotes en diferentes terrenos fiscales, pero finalmente desistieron de su permanencia y se fueron del lugar porque además no eran vecinos de Castelli, mencionó Zárate.

UN PROYECTO SOCIAL

Son varios los proyectos que interesan cumplir a la conducción barrial de Castelli durante este año, empezando por la nueva vecinal hasta el cordón cuneta que el vecinalista espera que pueda concretarse próximamente junto con más asfalto.

También confían en que en marzo se pueda empezar a ver la construcción de las 25 viviendas que forman parte del proyecto Plan Federal II que permitirá extender el barrio pasando la ruta 3. Ello es vivido como un gran logro porque hace 15 años que están gestionando esas viviendas.

Por otra parte, Zárate adelantó que trabaja en un proyecto junto a sus colegas del barrio Ciudadela y Sismográfica, que pretende hacer un abordaje de aquellos chicos que padecen algún tipo de adicción a drogas o al alcohol, con el fin de iniciar con ellos un tratamiento.

Destacó el valor que tiene para la zona norte poder avanzar en este proyecto que fue aprobado por la provincia y que procura dictar una serie de talleres en los colegios con fines preventivos.

Por estos días esperan que llegue el tráiler al barrio Ciudadela para que se ubique en proximidades de la vecinal y desde allí trabaje en red con diferentes instituciones de la zona norte. Aun falta la designación de los profesionales que estarán encargados de esta tarea, aunque se conoce que provendrían del Hospital Alvear, mencionó Zárate.

Comentá la nota