Castañón crítico: "Con algunas medidas hubiésemos encaminado el municipio"

El electo Diputado Nacional analizó críticamente la realidad de la ciudad y el gobierno de Marcelo Cascón, al que, sin embargo, dijo que "hay que acompañar". Apuntó contra la cantidad de empleados, la política fiscal, y hasta el subsidio a la Tres de Mayo. "Hubiésemos querido que se tomen otras decisiones", reconoció durante una entrevista con la que quebró un silencio de varios meses en torno a la situación local.
Un capítulo más de la relación amor-odio que une a los dos dirigentes radicales de Bariloche Marcelo Cascón y Hugo Castañón, se escribió en las últimas horas. El ex presidente de la UCR local y electo Diputado Nacional criticó la actual gestión y planteó que "con otras medidas y decisiones" hubiese sido posible "encaminar el municipio".

En diálogo con el programa radial "En estos días" -KM FM-, Hugo Castañón apuntó contra algunas medidas adoptadas en el inicio de la intendencia de Marcelo Cascón y estimó que "la evaluación del ciudadano común no es buena sobre la gestión".

En este sentido, puntualizó críticas a la política fiscal de Cascón, el aumento salarial otorgado a los trabajadores comunales pocos días de asumir la gestión del dirigente radical, la falta de decisión para achicar la planta de contratados, y el subsidio de 150 mil pesos mensuales otorgado a la empresa de transporte urbano de pasajeros Tres de Mayo.

Para el ex candidato a Intendente, "debemos producir cambios y hechos fuertes en el municipio para que no viva sólo para pagar salarios". La mirada y evaluación de Castañón no son inocuas: los dos concejales radicales del cuerpo deliberativo -Laura Alves y Claudio Otano- pertenecen a su sector interno; el secretario de Economía, Federico Lutz, integra el gabinete en representación de su grupo; y algunos otros funcionarios de segundas y terceras líneas le responden directamente.

Llamó, en ese sentido, a "ser responsables", y "aceptar que Cascón fue elegido por la mayoría. Tenemos la obligación de acompañarlo".

"Los concejales plantean diferencias puertas adentro, los concejales no van a poner palos en la rueda. No estamos bien dentro del municipio, y nos quedan dos años por delante. Si cometimos errores, Marcelo (Cascón) es una persona inteligente que puede resolver la situación", indicó.

El diputado nacional electo se reunió ayer con el gobernador Miguel Saiz, y no ocultó al programa radial que "la preocupación sobre la situación de Bariloche" formó parte destacada de la agenda de temas tratados. "Sino encontramos respuestas irá empeorando", avizoró.

En cuanto a la relación interna del radicalismo local, aseguró que el grupo que lidera se esncuentra "integrado dentro del Comité", aunque en la última reunión en la que se analizó la situación municipal no participó ninguno de los referentes destacados del grupo, con excepción de Lutz que lo hizo en su condición de funcionario.

Críticas

Medido, buscando no exponer diferencias que "hay que discutir más para adentro", Castañón sin embargo no ocultó que existen "dificultades muy serias".

En este sentido, planteó al programa "En estos días" que desde su sector "hubiésemos querido que se tomen otras decisiones".

Incluso, dijo que si la ciudadanía lo hubiese acompañado con el voto cuando incursionó como candidato a Intendente, hubiese adoptado una serie de medidas vinculadas con la contención del gasto y el aumento de ingresos: "El Municipio no puede tener 1650 empleados. Deberíamos haber dado de baja a 300 contratados, durante los primeros días de gestión", explicó; y criticó el 21 por ciento de aumento otorgado a los empleados municipales durante la primera reunión paritaria que protagonizó el ex secretario de Economía, Jorge Temporetti, con el SOYEM. "Fue un aumento desmedido", lo calificó.

Además apuntó contra la aplicación de la Ordenanza 1800 que estableció un importante aumento del valor de la Tasa por Servicios. Pidió en este sentido "un incremento paulatino", e incrementar la fiscalización en la recaudación. En este sentido, quebrando un silencio de varios meses sobre la situación del municipio, Castañón dijo que el Ejecutivo debe "conducirse con mano fuerte en materia fiscal, atacando fuertemente a los grandes generadores de recursos que no aportan lo que corresponde al Estado".

Para el dirigente radical, "con esas medidas hubiésemos encaminado el municipio", aunque merituó que la ciudad ya "venía con déficit y dificultades, debido a que la gestión de (Darío) Barriga no fue buena. Teníamos rojo bancario y baja recaudación", recordó.

"Nos tendríamos que haber anticipado a una situación que sabíamos que iba a ocurrir", se lamentó finalmente.

Comentá la nota