Casposo puso primera

La tercera mina aurífera de San Juan empezó el trabajo de suelos y de equipos. En 20 días se hará un acto para colocar la piedra basal.
La compañía australiana Troy Resources anunció ayer que inició formalmente los trabajos de construcción para la apertura de su mina de oro Casposo, en el departamento de Calingasta. "En 20 días, sus autoridades esperan colocar la piedra fundacional del que será la tercera mina de oro en San Juan después de Veladero, en manos de Barrick, y Gualcamayo, de Yamana", dijo Felipe Saavedra, En el yacimiento, ubicado a 28 kilómetros de la villa Calingasta, las máquinas se encuentran actualmente realizando los trabajos de nivelación de suelos en el predio donde se construirán las oficinas y la administración, y también se están terminando la construcción de los caminos de acceso a la mina, según informó ayer Felipe Saavedra, el secretario de Minería de San Juan. El funcionario recibió la buena noticia en su oficina, de parte del gerente del proyecto, Eduardo Machuca. "Él nos contó que también se ha iniciado la construcción de los primeros seis tanques de lixiviación en talleres metalúrgicos de la provincia", agregó Saavedra. Troy, que se hizo cargo del yacimiento sanjuanino en marzo pasado, traerá una planta usada en Australia que se adaptará al proyecto, pero según se informó ayer, también se decidió finalmente construir una parte de la planta en la provincia.

Los tanques metálicos, con capacidad para 300 mil litros, irán montados sobre bases de hormigón armado que cumplirán la doble función de sostén y de contenedor ante posibles derrames de líquidos. Estas bases-piletones contarán con equipos de bombeo para devolver el líquido apenas derramado a uno de los tanques que siempre estará vacío, reservado para salvar posibles contingencias.

Machuca le informó que unas 70 persona trabajan en el movimiento de suelos en la zona donde estará emplazada la futura planta de procesamiento de mineral y campamento principal. El campamento estará constituido por edificios destinados al funcionamiento del comedor del personal, la enfermería, talleres y administración. A diferencia de otras minas que ya están operando en la provincia, el de Casposo no contará con dormitorios ya que por la proximidad a la zona urbana, los operarios podrán regresar a sus hogares en el día.

Durante la reunión se estableció que en 20 días más se hará el acto oficial de comienzo de la construcción de la mina, con la colocación de la piedra basal, en una ceremonia que contará con autoridades nacionales, de la provincia y el municipio y también de la empresa originaria de Australia.

La construcción de la mina tendrá una duración de nueve meses y se estima que entraría en operaciones a comienzos del tercer trimestre de 2010.

En la etapa de actividad más intensa durante la construcción trabajarán unas 220 personas y un número similar de operarios lo hará luego en la producción de oro.

Comentá la nota