Casposo comienza a producir en 2010

La firma Troy Resources dio un paso más hacia la concreción de la tercera mina en producción de la provincia. A fines del año próximo se espera arrancar con la explotación del yacimiento. La mayoría de los empleados son de Calingasta.
El tercer emprendimiento minero de la provincia que comienza su etapa previa a la explotación dio un paso más ayer. Es que con la colocación de la piedra basal, en el sector donde se instalará la futura "sala de oro", la firma Troy Resources oficializó el inicio de los trabajos intensivos en Calingasta.

Con la presencia de autoridades provinciales y nacionales como el gobernador José Luis Gioja y el secretario de Minería de la Nación Jorge Mayoral, como también los responsables de la firma Troy, Kent Nielson (presidente de Operaciones), el acto simbólico se llevó a cabo en el emplazamiento de lo que será la mina.

Los discursos se centraron en la importancia de poder avanzar con emprendimientos mineros en el departamento, la utilización de mano de obra local y el derrame de la actividad en la economía departamental y provincial. Pero todos los oradores dedicaron párrafos específicos a las críticas de sectores que hacen política con la anti minería.

"Por más que existan sectores que critiquen a esta noble actividad, nosotros vamos a seguir por este camino porque creemos que es el más conveniente para la provincia. Y como siempre digo, invito a todos aquellos que critican y tienen dudas de la minería, a que vengan a San Juan y vean cómo trabajamos de manera responsable y cuidando nuestro medio ambiente", sentenció el gobernador Gioja.

También en los discursos se conocieron los plazos que la firma Troy ha trazado para el proyecto Casposo. Se calcula que en septiembre del año próximo, la minera esté en condiciones de comenzar con la etapa de explotación, habiendo finalizado los trabajos en la zona.

Concretamente se ha comenzado con las tareas propias al levantamiento de la planta de tratamiento y de los depósitos donde se materializará el proceso de separación del oro de la roca. Cabe aclarar que el proyecto Casposo no contempla en sus planes construir un campamento ya que se encuentra ubicado a unos pocos kilómetros de la villa cabecera de Calingasta.

Actualmente el proyecto tiene contratados alrededor de 100 trabajadores, todos sanjuaninos, de los cuales 65 son empleados directo de la firma y 65 de contratistas. En este último caso el 55% de los empleados son también de Calingasta.

Además Casposo posee cerca de 300 prestadores de servicio, de los cuales el 95% son sanjuaninos. Según los cálculos, se empleará una cantidad de personas mucho mayor en el desarrollo de la vida útil de la mina, que es de 9 años aproximadamente.

En la etapa de construcción, que comenzará en enero, se espera contratar a unas 200 personas. Luego, durante la etapa de explotación, se calcula contratar a unas 133 persona de forma directa y a unas 137 de manera indirecta, es decir trabajadores que integran firmas proveedoras mineras. Es decir que Casposo dará trabajo por casi 10 años a unas 270 personas promedio.

Hasta el momento se llevan invertidos unos 20 millones de dólares en la etapa de exploración, unos 6 millones de dólares en el acondicionamiento de la planta de proceso y en trabajos de inicio de construcción.

Las reservas de minerales que tiene el emprendimiento se distribuyen en dos depósitos denominados Kamila y Mercado. Los recursos calculados en ambos depósitos serían de 658.700 onzas. Se espera que la producción inicial de Casposo sea de 65.000 onzas de oro a finales del tercer trimestre del año 2010.

Recorrida y ágape

Sorpresivamente, todo comenzó a horario. Tal cual estaba previsto, el Gobernador arribó al emprendimiento vía helicóptero pasadas las 10 de la mañana. Tal es así que el inicio de los actos debió retrasarse porque no terminaban de llegar las autoridades y la prensa.

Luego de los discursos, las autoridades de la firma Troy recorrieron las instalaciones y mostraron el avance de las obras a los asistentes y a la prensa. Acto seguido la comitiva se desplazó hasta la villa de Calingasta donde en la base de operaciones de la firma, denominada El Remanso, un lugar impactante por su belleza natural, se llevó a cabo un ágape.

Unas 200 personas disfrutaron de la belleza de un pequeño bosque de álamos y sauces, mientras degustaban muy buen vino sanjuanino y exquisitas delicatessen de los empresarios del departamento. Luego de ello la comitiva emprendió el regreso a la ciudad capital de San Juan.

VM

Comentá la nota