“Hay 57 casos sospechosos de dengue en la provincia, pero la mitad ya fueron descartados por los análisis”.

“Hay 57 casos sospechosos de dengue en la provincia, pero la mitad ya fueron descartados por los análisis”.
El alerta de los posibles primeros casos de dengue en la provincia vino del extremo Oeste, donde según los pobladores hay personas que tienen sintomatología similar a las provocadas por esta enfermedad. En la mayoría de los casos se hace referencia a estados febriles prolongados que afectan a varias personas al mismo tiempo.
La fiebre sería uno de los varios síntomas que podría exteriorizar un paciente infectado de dengue pero no es el único. Esta enfermedad se caracteriza por una fiebre que se puede acompañar de dolor de cabeza, dolores de músculos y articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio intenso; también pueden aparecer manchas en la piel, acompañadas de picazón. En síntesis, el cuadro general es el de una falsa gripe, pero el enfermo no tiene resfrío, no estornuda.

Consultado por El Comercial, el director de Normatización Sanitaria, Dr. Romero Bruno, explicó que "en la provincia hay 57 casos sospechosos de haber contraído la enfermedad (dengue), pero según los análisis realizados podemos descartar cerca de la mitad porque en las segundas pruebas no se notó aumentos de anticuerpos en la sangre".

Ante esta sensación de incertidumbre por parte de la población sobre la aparición de la enfermedad dentro del territorio provincial, el funcionario aseguró que se debe ser muy responsable en el tratamiento de la información por lo que hay que respetar los procedimientos de análisis antes de confirmar o negar las sospechas.

"Todos debemos entender que la prudencia debe primar ante situaciones delicadas como la posible aparición de la enfermedad entre nosotros, por eso la gente debe saber que se deben seguir pasos muy rigurosos antes de dar una respuesta definitiva", asegura el facultativo.

Cómo se realizan los análisis en Formosa

Ante una sospecha de caso de dengue, el procedimiento que adoptó la provincia es el siguiente: se realizan dos muestras consecutivas a la misma persona que presenta algún síntoma de la enfermedad. Estas muestras se obtienen a los cinco días desde que se activa la alarma de sospecha en una persona y la segunda extracción se le realiza diez días posteriores a la primera extracción.

"El primer análisis –que se llama Un Elisa- se realiza en el Hospital de La Madre y el Niño y en el Hospital de Clorinda y los resultados se obtienen a las 24 horas; el segundo análisis dentro de la provincia -que lo denominan Mac Elisa- se realiza en un solo lugar: el Hospital de Alta Complejidad Juan Domingo Perón y a las 48 o 72 horas desde que la muestra llegó al lugar ya se puede emitir un veredicto. La tercera y última prueba se desarrolla en el Hospital de Pergamino en la Provincia de Buenos Aires", afirma Romero Bruno.

Este último hospital es el único encargado de recepcionar las muestras de todo el país y emite el resultado final hacia los ministerios provinciales. En caso de que los resultados tiendan a confirmar la enfermedad, se pide una segunda muestra (la que se toma a los diez días) y se vuelven a realizar todos los pasos anteriores en los hospitales provinciales antes de llegar al Hospital de Pergamino. "Todo el procedimiento puede llevar cerca de quince días y en caso de que el último análisis demuestre aumento en los anticuerpos con respecto al primero, se está incondiciones de confirmar la enfermedad", explica el director de Normatización Sanitaria.

Más zonas de riesgo

Uno de los factores principales de expansión de la enfermedad está dado por el hecho de haber aumentado la cantidad de personas que entran y salen de Formosa al haberse ampliado las vías de comunicaciones interprovinciales e internacionales.

Romero Bruno asegura que a las históricas zonas provinciales de riesgo de la enfermedad como lo eran Ingeniero Juárez y Clorinda, "ahora debemos sumarles localidades como Lucio V. Mansilla, Subteniente Perín y El Colorado, que son vías permanentes de flujo de personas que provienen de las zonas más críticas según las cantidades de casos confirmados, como lo son Embarcación y Orán en Salta, y toda la provincia de Chaco al sur".

Ante este cuadro de situación, el funcionario exhortó a la población en general a denunciar los casos que presenten algunos de los síntomas vinculados con la enfermedad ya que esto posibilitará actuar en forma inmediata y se protegerá al enfermo.

Consultado ante los recaudos que se toman con los pacientes mientras se esperan los resultados finales de los análisis, Romero Bruno aseguró que "desde un primer momento se los trata como si tuvieran la enfermedad, recomendándoles reposo total, mucha hidratación y cuidados extremos para aislarlo de cualquier tipo de contacto con el mosquito transmisor de la enfermedad".

Comentá la nota