Hay 94 casos de dengue confirmados en la provincia de Jujuy.

Hay 94 casos de dengue confirmados en la provincia de Jujuy.
Entrevistado en exclusiva por nuestro medio, el Director de Epidemiología de la provincia, Carlos Ripoll, expresó que en la provincia hay 94 casos de dengue.
Decía, “apoyamos la política en el contexto epidémico, por ejemplo en el caso de Caimancito, lo que parece dengue se considera dengue y se notifica como caso, no esperamos resultados de laboratorio, probablemente, cuando termine el brote, podamos empezar a afinar la estadística, pero en este momento no nos importa tener casos de más, el tener el número es una cuestión de transparencia de las estadísticas de salud y de mantener el nivel de alarma de la población, sobre todo para que no baje los brazos; si nos remitimos exclusivamente a los casos confirmados, a los casos que dieron positivo en Jujuy y confirmados en laboratorio del Instituto Nacional de Enfermedades virales, tendríamos 18 casos, pero estamos notificando 94, el resto son por nexo epidemiológico, o sea, donde hay un brote de dengue, se trata como dengue a lo que parece tal”.

En cuanto al trabajo de prevención y alerta sobre la enfermedad, Ripoll comentó que “en noviembre se comenzó a dar los alertas, algunos sectores han cumplido bien, algunos no, pero desde noviembre se están enviando circulares informando sobre distintas acciones, que había que había que comenzar a trabajar fuertemente en descacharrar, sacar los criaderos, mantener la población limpia para entrar al período estival; en algunos casos se cumplió con esto bastante bien, en algunos parcialmente, y en otros no se cumplió, por lo tanto este es un tema que este año tenemos que empezar a trabajar con otro rigor, para que realmente se cumplan, para que si hay ordenanzas, se cumplan, si no las hay, que sean creadas, tenemos que entrar en los períodos estivales con la provincia en su área de riesgo lo más limpia posible, eliminar a cero el aedes, hay que tener en cuenta que no existe vacuna para esto, la herramienta de control más eficaz es la eliminación de criaderos, y esto está en manos de la comunidad y de los municipios, fundamentalmente; en este contexto la fumigación es un paliativo, es una herramienta más, pero de ninguna manera previene ni detiene un brote”.

Comentá la nota