Caso Sofía: La Justicia ordenó la mayor serie de allanamientos de su historia

Más de 150 efectivos policiales fueron desplegados entre la madrugada y mañana de domingo por parte de la Policía Provincial, para dar ejecución a las más importante serie de allanamientos ordenados en la historia de la Justicia fueguina.
Sin confirmación oficial de ello, se contabilizaron cerca de 26 allanamientos a viviendas particulares de Río Grande y Ushuaia, además de locales y estancias de la zona norte de la provincia. Un gran cúmulo de elementos quedó secuestrado para ser sujeto a tareas periciales. El juez Eduardo López emitió la mayor cantidad de allanamientos simultáneos que se recuerde en la historia judicial de la provincia, con al menos 26 procedimientos que fueron ordenados en Río Grande, Ushuaia y estancias de la zona centro y norte de la isla.

La simultaneidad de estos procedimientos obligó a que debieran trasladarse efectivos desde la ciudad de Ushuaia, como fue la División Servicios Especiales a cargo del Subcomisario Vega, e incluso los integrantes de la División Bomberos de la Policía, debieron tomar parte en algunas diligencias para colaborar ante la necesidad de recurso humano.

Finalmente todas las divisiones policiales fueron convocadas, inclusive con personal recargado, para poder llevar a cabo cada uno de los 26 allanamientos que fueron realizados en su gran mayoría en la ciudad de Río Grande, con algunos procedimientos efectuados en algunas estancias específicas de la zona centro y norte de la isla, y finalmente un allanamiento que se efectuó en Ushuaia.

Los procedimientos comenzaron alrededor de las 4.00 de la madrugada para culminar en las primeras horas de la tarde de ayer, con la requisa de domicilios particulares, locales comerciales, vehículos y finalmente la requisa personal de cada individuo hallado en estos sitios.

Todo este accionar derivó en el secuestro de cuatro automóviles que fueron incautados en un domicilio de la zona de Intevu, secuestrándose además en el total de todos los procedimientos; computadoras, anotaciones, documentación, aparatos de telefonía celular y documentación personal.

Según se supo, los elementos bajo resguardo son de una cantidad impresionante, que ahora demandará una extenuante labor de peritaje de cada uno de los elementos a fin de poder observar que pruebas o indicios puedan arrojar para la investigación.

No menos arduo resultó el trabajo en las estancias, para el cual llegó a colaborar personal dependiente de la Unidad Regional Centro de Tolhuin, quienes ante cada orden de allanamiento por estancia, debían realizar una requisa de los cascos, casas principales y distintas dependencias de cada establecimiento, incluidos los puestos apartados a varios kilómetros uno de otro.

Aseguran que todo guarda relación con una línea de investigación

La Justicia nuevamente mostró un marcado hermetismo en torno a los procedimientos, ya que el vocero Luis Amarfil solo se limitó a señalar que todos los allanamientos parten “de una misma línea de investigación”.

En este sentido trascendió que se busca cubrir las hipótesis respecto a personas que podrían haber tenido alguna enemistad o inconveniente con Edgar Fabián Herrera, padre de la pequeña Sofía, quien incluso llegó a tomar parte de algunas de las diligencias ordenadas.

Ahora los investigadores se centrarán en el análisis de la inmensa cantidad de elementos colectados, a fin de poder establecer si guardan alguna relación o poseen información sobre la desaparición de la pequeña.

Comentá la nota