El caso de los radicales en Trevelin dependerá del Tribunal de Conducta

La conducción provincial de la Unión Cívica Radical actuó de inmediato en torno al pedido de sanción del Comité Trevelin para los dos concejales que decidieron aprobar aumento de tarifas y de sus haberes, en contra del posicionamiento que había adoptado el partido en esa localidad.
Tribunal de Disciplina deberá actuar, y ya hay algunos que comparan esta situación con la expulsión de los ex seis diputados, más allá de que Mario Cimadevilla haya desestimado la asimilación de ambos casos. En el año 2007 seis afiliados, que por ese entonces eran legisladores provinciales, fueron expulsados por haber votado por la afirmativa, desobedeciendo el rechazo del partido, en la ampliación del Superior Tribunal de Justicia y la renegociación del contrato petrolero con Pan American Energy.

El Comité Nacional tomó cartas en el asunto y decidió sobre los diputados; y el caso que está surgiendo ahora en Trevelin hace remover aquel enfrentamiento que está vinculado además a diferencias entre sectores radicales, entre los cimadevillistas y los de Militancia y Compromiso.

La presidenta del Comité de Trevelin, Lorena Jones, pidió que se sancione a los concejales por no seguir la postura determianada a nivel partidario, por lo que solicitó la sanción; la cual será estudiada por el Tribunal de Disciplina. El propio titular del Comité Provincia, Mario Cimadevilla, resaltó la posibilidad de que los ediles puedan contar con el estudio de la denuncia, si no, «quedaría todo al arbitrio de una persona». Por lo cual si se considera que hubo una «inconducta partidaria», se emite la denuncia correspondiente ante el órgano disciplinario. «No depende de la voluntad mía, ni de ningún correligionario, ni de ninguna comisión directiva, depende del Tribunal de Conducta», remarcó el dirigente radical a FM EL CHUBUT.

Cimadevilla evitó opinar sobre el caso, para que se decida con «objetividad», aunque señaló que «hay distintos tipos de conducta, distintos tipos de comportamientos. Uno puede hacer una desobediencia, puede ser algún otro tipo de falta, y otra es apartarse de los principios ideológicos del partido».

Si bien dijo que no conoce en detalle el reclamo, evitó comparar el pedido de sanción de los concejales, con la expulsión de los legisladores durante el 2007. «En esto hay que ser cauteloso, hay que ser cuidadoso, hay que esperar a ver qué es lo que denuncian; si denuncian, cuáles son las pruebas que aportan, y en definitiva cómo se resuelve», agregó.

Comentá la nota