Caso Madoff: los argentinos estafados inician juicios

Hay tres estudios de abogados trabajando. Las demandas suman US$ 500 millones.
De a poco pero sin pausa, comienzan a conocerse las víctimas de Bernard Madoff en la Argentina, el influyente financista en Wall Street que dejó perpleja a la comunidad global de las finanzas ya que estafó por miles de millones a inversores de todo el mundo.

Hay al menos tres estudios de abogados locales que asesoran a los damnificados argentinos, entre los que se encuentran familias ricas y de famosos. Casi ninguno quiere dar a conocer nombres, pero estos estudios juntaron inquietudes de inversores locales por un piso de entre 500 millones de dólares que evalúan sumarse a las acciones de clase que se planean realizar en los Estados Unidos y Suiza, contra los bancos o entidades financieras en las que confiaron su dinero, que fueron estafadas por Madoff.

Así lo aseguraron a Clarín Hugo Romero y Ricardo Estevez Cambra, del estudio Tixi, Riciardi y Romero. Para preparar el litigio, este estudio se asoció al buffete Rojas law firm, ubicado en Miami, por una cuestión de jurisdicción.

En paralelo, hay otro grupo de inversores que analiza otro juicio. Dicen que se trata de afectados por unos 250 millones de dólares, y se mantienen a la espera de que abra la feria judicial de verano para entablar la demanda.

Los inversores se sienten envalentonados para iniciar accciones ya que cuentan hoy con una ayuda hasta hace poco impensada: la Ley de blanqueo de capitales que promovió el Ejecutivo, que les permitirá animarse a ir con más soltura a tocar las puertas de la Justicia, reconocen abogados locales. Mucho del dinero que recolectó Madoff sería en negro.

El estudio Nicolson y Cano, se encuentra asesorando clientes estafados directamente por Madoff, dijo Eugenio Bruno, de la firma. El abogado precisó que ''hay cuatro casos de damnificados por Madoff en el mundo, y que en la Argentina existen inversores de las cuatro variantes''. El modo más usual es ser una sociedad que no tenía relación con Madoff, que terminó contratando asesores para que el dinero sea administrado por un fondo del financista. Una segunda posibilidad, es haber invertido directamente en los fondos de Madoff. En la Argentina, sólo puede hacerlo un grupo muy reducido, debido a la selectividad que imponía el propio Madoff.

De acuerdo a Bruno, una tercera opción era tener cuentas propias y contratar asesores de inversión de Madoff para que las administren, a través del otorgamiento de un poder.

La cuarta variante y más protegida de todas, es el caso de quien abrió un cuenta en la casa de Bolsa de Madoff.

Comentá la nota