Por el caso Juárez, el FUV tuvo una noche de escándalo

La Junta de la Unión Vecinal simuló pedirle explicaciones al diputado y socio político Juan Carlos Juárez.

El vecinalista Hugo Cano se presentó con la denunciante Eliana Cufré y terminó echado en medio de gritos y empujones.

En la alianza FUV las aguas lejos están de calmarse. Un nuevo escándalo agitó un mar por demás embravecido que no logra aquietarse, luego de conocerse a mediados de enero el testimonio de una mujer a la que el diputado Juan Carlos Juárez inscribió como trabajadora de la Legislatura Provincial y sólo recibía por mes 200 o 300 pesos, sobre un sueldo que llegó a superar los mil pesos.

Esto se desprende del pago de 7.000 pesos que el bloque de diputados provinciales de la Coalición Cívica le realizó a Eliana Cufré a principios de febrero en concepto de “liquidación de haberes de marzo a diciembre”, con la debida extensión de un certificado con membrete de la Cámara.

Gritos y empujones sobresalieron en la noche del lunes durante la reunión de la Junta de la Unión Vecinal celebrada en la sede del Club Ateneo. Hasta este lugar llegó el diputado Juárez acompañado por dos de sus lugartenientes como son el gremialista de la UNLu, Juan Ramos, y el concejal Roberto Monzón.

La intención de la cúpula vecinalista era escuchar la versión de Juárez ante los hechos de dominio público que arrastran al FUV, ya que Cufré admite haber conseguido ese favor laboral por su aporte en la campaña electoral de esa fuerza.

También estaba previsto que el vecinalista Hugo Cano –vocal en esa fuerza- confirmara o desmintiera el artículo que había aparecido el sábado último en EL CIVISMO, luego de haber tomado contacto con Cufré y convencerse de que la mujer que denunció el accionar del diputado provincial por la CC no mentía.

Si bien a Cano le habían informado que Juárez no estaba invitado a la reunión, días antes se había enterado que esto no era cierto. Ante esto, el vecinalista redobló su apuesta al invitar por su cuenta nada menos que a Eliana Cufré para que ratifique o rectifique su denuncia cara a cara con Juárez y los miembros de la Junta de la UV. “Me parecía lo más democrático y justo que la escucharan y para que, como quien dice, se caigan las caretas”.

INCÓMODA VISITA

La aparición de Cufré incomodó a Juárez pero también al pequeño grupo de vecinalistas obstinado en sostener un acuerdo político a meses de las elecciones legislativas. El diputado alcanzó a pararse, amagó con irse pero intervino el presidente de la Unión Vecinal que salió en su defensa.

Fue Gerardo Amado quien convenció al diputado para que se quede y también quien le ordenó a Cano que se retire junto con Cufré. “Me echaron a los empujones porque no la querían invitar. Cuando la vieron entrar a Cufré se quedaron helados, sobre todo Juárez. En ese momento, alguien le estaba preguntando por los recibos y el ‘Negro’ no sabía qué contestar. En ese momento, me paré y dije: ‘a esa pregunta que usted está haciendo, la señora Eliana Cufré la puede responder y mostrar los recibos que tiene en su poder’”, recordó Cano, integrante de la Junta de la Unión Vecinal.

Y agregó: “Pasé un momento muy desagradable, de muchos nervios, pensé que nos íbamos a las manos porque me puse muy violento y cuando me doy vuelta, la señora se había ido porque la habían maltratado y no le permitieron hablar”.

“A viva voz pedía que escucharan la verdad pero la verdad no la quieren escuchar. Algunos levantaron la mano para que la señora Cufré se vaya pero yo no vi que eran mayoría. La reunión siguió adelante. Cuando volví, siguió la reunión con algunos argumentos que siguen siendo muy flojos de parte de Juárez que dijo que va a seguir llamándose a silencio por sugerencia de su abogado”, contó Cano a este medio, y dijo que desde su punto de vista “unos cuantos integrantes de la Junta creo que no quedaron satisfechos con las explicaciones”.

En el FUV ayer dijeron que no tenían previsto emitir a la prensa un comunicado acerca del resultado de la reunión de la Junta aunque en caso de hacerlo saldría en su órgano partidario “Vecinalismo Hoy” cuyo último número estaría próximo a ver la luz.

Por su parte, desde el sector del diputado Juárez confían que el tiempo y la Justicia terminará por darles la razón y cuando el tema se aclare la verdad estará de su lado.

“Mi intención no era hablar con Juárez sino con la Junta porque soy miembro de la Unión Vecinal. Creo que va a haber una nueva reunión donde veré qué actitud tomo. Algunos integrantes de la Unión Vecinal se portaron muy mal aunque debo reconocer que uno de los que más me increpó al final de la reunión me pidió disculpas. A quien quiera escuchar le digo que no quieren escuchar la verdad. Se autoengañan pensando que esto es un complot de oscuros intereses para perjudicar la inmaculada imagen de la Unión Vecinal y que esto es un ataque artero al candidato de la Unión Vecinal teniendo en cuenta las próximas elecciones. Yo no tengo nada contra Oscar (Luciani) sino contra estos actos de corrupción, impunidad, pactos de silencio y de esconder la basura debajo de la alfombra”, resumió Cano tras la tumultuosa y bochornosa reunión de la “renovada” UV.

Eliana Cufré, su testimonio tras la reunión

“Yo no tengo nada que ocultar”

“El señor Cano vino a mi casa hace una semana para preguntar cómo había sido el problema y quería escucharlo de mi boca. Le comenté lo que sabía públicamente pero personalmente. Ayer (por el lunes) volvió, me invitó a una reunión en la que iba a estar Juárez. Le dije que no tenía ningún inconveniente de ir.

“Cuando llegamos estaba la gente de la Unión Vecinal, saludé y pensé que iban a preguntar. Me senté y habré estado menos de 10 minutos cuando empezaron a decir ‘quién levantaba la mano para que yo me fuera’. Había 20 ó 25 personas y 3 ó 4 cuatro dijeron que me quedara pero los demás que me fuera.

“El señor Cano tuvo un cruce de palabras, me sentí incómoda y como no querían aclarar me fui. Votaron una moción para que a una próxima reunión estuviera invitada pero no Juárez. Amado era el que no quería que estuviéramos los dos cara a cara. La verdad no voy a ir a una nueva reunión y no porque no tenga disponibilidad sino que si quieren aclarar algo nada mejor que tener a las dos partes en ese momento. Para una próxima reunión van a tener tiempo de armar algo en mi contra.

“Le hacían preguntas al diputado que yo podía haber contestado. Juárez no sé si iba a decir la verdad sino que iba a hacer un descargo político. Yo no tengo nada que ocultar. Lo mismo que te estoy diciendo lo digo a quien quiera.

“No quisieron aclarar pero tampoco piensen que es un complot de parte mía para ensuciarlo. Lo más lógico es que si me acusan de hacer un complot nada mejor que presentarme y aclarar para que pregunten lo que quieran o si alguien me pagó, como anda diciendo Miguel Juárez.

“Hay gente de la Unión Vecinal que dice lo mismo. La gente de Amado y Luciani dice que me pagaron para defenestrar a Juan Carlos (Juárez). La gente de la Unión Vecinal que no comparte lo que dicen Amado y Luciani están a favor mío, que no miento, que tengo pruebas y que las puedo presentar cuando y donde quiera. Tengo un recibo de la liquidación en el que reconocen que me estuvieron robando durante nueve meses. Es feo acusar a alguien si no tenés pruebas. Y yo las tengo”.

Comentá la nota