Caso del espía: la oposición no logró quórum para interpelar a ministros de Macri

Los bloques de la oposición no lograron reunir el quórum para la sesión especial en la que buscaban aprobar la interpelación a los ministros porteños de Seguridad, Guillermo Montenegro, y de Educación, Mariano Narodowski, por el caso espionaje en la Ciudad.
La reunión extraordinaria de la Legislatura porteña estaba convocada para las 15:00 pero la ausencia del oficialismo y de algunos legisladores de partidos opositores desarticuló la estrategia opositora para cuestionar a los titulares de las carteras involucrados en el escándalo.

Se trata del caso de Ciro James, el ex policía federal acusado de espionaje, que estaba contratado como consultor externo del Ministerio de Educación y tramitaba su ingreso a la Policía Metropolitana, según explicó Montenegro.

La oposición necesitaba 31 diputados en el recinto para dar quórum y la misma cantidad de votos afirmativos para lograr la interpelación de los funcionarios macristas, pero las ausencias desactivaron la iniciativa.

En la previa a la sesión, algunos legisladores reiteraron las críticas a los ministros, como Aníbal Ibarra, de Diálogo por Buenos Aires, quien manifestó que el Gobierno porteño "no puede decir acá no pasó nada" e insistió en la renuncia de Montenegro.

Por su parte, el legislador de Igualdad Social Martín Hourest remarcó que "la Legislatura quiere que Montenegro diga la verdad", y en la misma línea, Diego Kravetz, de Identidad Porteña, señaló que los ministros deben explicar por qué han hecho esto, y por qué tienen un espía" en sus dependencias.

Si bien no pidió la renuncia de los ministros, como lo hicieron sus pares, Kravetz consideró que el jefe de la Policía Metropolitana, Osvaldo Chamorro, sí "debería renunciar".

La oposición convocó a la sesión especial el último martes en una conferencia de prensa, donde acusaron a Macri de ser "jefe de los silencios" por no haberse pronunciado hasta ese momento sobre el caso, y dedicaron críticas similares a Montenegro y Narodowski.

Comentá la nota