"El caso de dengue que detectamos no me preocupa, porque en Azul no hay mosquitos ni larvas Aedes, pero hay que prevenir"

"El caso de dengue que detectamos no me preocupa, porque en Azul no hay mosquitos ni larvas Aedes, pero hay que prevenir"
El director de Zoonosis Rurales, Jorge Bolpe, habló con infoeme.com de la epidemia de dengue y de las posibilidades reales de un impacto en la zona. El funcionario, con asiento en Azul, le bajó los decibeles a los riesgos locales pero dijo que hay que prevenir.
Jorge Bolpe, es director de Zoonosis Rural con sede en Azul, y en veinte minutos de charla le explicó a infoeme.com cuál es la situación real del dengue en la región, qué sucedió con los supuestos casos de contagio y cómo se debe proceder ante una epidemia que por el momento no se ha instalado en la zona.

Y en la conversación saltó un detalle: la cantidad de municipios que llamaban a Bolpe en poco tiempo, al punto que la charla debió cortarse unas ocho veces por otros tantos llamados de comunas que querían saber cómo pararse frente a la extensión del mapa de la epidemia.

¿Qué área de influencia tiene Zoonosis de Azul?

Zoonosis está a cargo de alrededor de 88 municipios de toda la Provincia. Y no damos abasto en esta cobertura.

¿Cuál es el verdadero problema con respecto al dengue?

El problema es una situación de epidemia en varias provincias del Norte argentino. Hay miles de casos y se demuestra prácticamente en toda la línea de frontera, transmisión por el vector del virus dengue. Las provincias más afectadas son Salta, Formosa, Chaco y Catamarca. Obviamente que no es en toda la Provincia: es en distintas localidades. Pero es muy probable que, con el paso del tiempo, si se mantienen las temperaturas, las precipitaciones, esto se puede extender. La zona epidémica del Norte ha recibido el virus desde Bolivia y Paraguay (países que ya han tenido sus ciclos de epidemia).

En nuestro país tenemos una epidemia de "dengue clásico", un tipo de epidemia baja en gravedad. Los más graves son el "shock", producido por el virus, y el hemorrágico. En Charata es la primera vez que sucede. Sobre todo en Charata, una epidemia de este tipo: creemos que está circulando un solo tipo de virus.

¿De qué manera se contagia el virus?

Las personas que son picadas por el mosquito sedes aegypti (el nombre técnico) van a desarrollar dos formas: una es la enfermedad (causada por la picadura directa del aedes) y otros no lo van a percibir a través de síntomas. El virus se va a multiplicar por medio de los infectados. Si hoy dicen que hay alrededor de 5.000 casos en Argentina es probable que haya otro tanto de infectados que no percibieron el virus. Estos quedan inmunizados para la variante que se está propagando ahora, pero dentro de 4 años cuando actúen las variantes más peligrosas se va a complicar la cuestión en esos lugares.

La persona puede portar el virus por un período de 5 días, una semana. Este período de incubación es el momento donde el infectado o enfermo presenta los síntomas. Después el sistema inmune elimina el virus y ya no queda en la sangre.

El mosquito puede picar normalmente a dos o tres personas. Vive unos 28 ó 30 días, dependiendo de la saciedad que logre con las picaduras. Necesita de la sangre para fabricar huevos.

El problema del dengue no es la gravedad de la enfermedad cuando inicia un ciclo epidémico clásico. Se va a manifestar como una gripe muy fuerte (dolores musculares y articulares, fiebre, dolor de cabeza, dolor retro-ocular) y manchas en la piel. Se cura en un período de 15 a 20 días. Esto genera un problema: la gente solicita atención médica y saturan los hospitales.

En Charata tuvieron que poner un hospital inflable porque no dan abasto. En nuestra ciudad y en las ciudades que pertenecen al área de cobertura de Zoonosis Rurales de Azul no detectamos epidemia de dengue todavía: hemos buscado y muestreado en busca de virus y no hay presencia. No se ha detectado transmisión autóctona en gran parte de la Provincia.

Sí, en cambio, se han detectado algunos casos propios de la zona en el conurbano bonaerense, en Junín, en Pergamino. Lo preocupante es el distrito de La Matanza y Capital Federal, por la gran cantidad de habitantes. Imaginemos que hay 5 mil casos en ciudades con pocos habitantes: ni imaginar los infectados en poblaciones mayores.

Allí, en Capital y Gran Buenos Aires, tiene estudiado el problema Zoonosis Urbana de Avellaneda, a quienes le llegarán insecticidas efectivos por parte del Ministerio de Salud de la Nación.

¿De qué manera se multiplica el mosquito en nuestra zona?

En nuestra zona los mosquitos se multiplican por dos factores: tienen agua para multiplicarse en recipientes y las temperaturas ayudan. En invierno se termina el problema porque donde vienen las primeras heladas se mueren las larvas, los huevos que están volando y queda frenado. Pero no los elimina, sólo los inactiva. Recién en mayo dejamos de estar en riesgo, cuando lleguen los primeros fríos. En el Norte es más dificil.

¿Cómo sigue el caso del chaqueño supuestamente infectado con el virus?

Con respecto al caso del chaqueño que se detectó con el virus en Azul, se realizaron los estudios en un laboratorio de Bahía Blanca y dio negativo. Lo ideal es que el caso se compruebe en un laboratorio oficial, pero viendo todos los estudios de este señor los resultados dan negativo. Este caso en Azul no me preocupa porque no hay aedes, de esta manera no se multiplica el virus, queda sólo en el supuesto infectado.

¿Hay más casos en el área de influencia de Zoonosis Rural de Azul?

Hay un caso probable en Mar del Plata, hay casos en el Conurbano. Son personas que por algun motivo han ido al norte. Estos casos se han detectado y se aislaron para que no ofrezcan peligro alguno. Se han hecho acciones alrededor de las viviendas. Inmediatamente se bloquea la actividad de transmisión.

En Azul hemos buscado el mosquito por las gomerías, las chatarrerías y el Cementerio. No hemos encontrado larvas de esta especie. Pero es importante la prevención. Esto que se dice constantemente en los medios hay que aplicarlo. No dejar al aire libre recipientes que puedan juntar agua.

Los arroyos, las lagunas, las zanjas, los charcos no permiten que las larvas proliferen, porque la hembra, que pone entre 200 y 300 huevos. no los tira sobre el agua. Pero si los deposita en objetos que cuentan con paredes. Siempre el dengue se asocia a la presencia de lluvias.

Hemos presentado diferentes proyectos para prevenir desde el Municipio pero no hemos tenido mucha respuesta. Incluía una aplicación concreta en el Cementerio de Azul, donde se proponía la utilización de arena para los floreros de las tumbas. Y otra más compleja era el realizar controles a las gomerías y chatarrerías que son posibles criaderos del dengue.

Es fundamental una prevención global que no permita que el mosquito se multiplique. No sólo los de esta especie, sino de otras que también contagian enfermedades.

Comentá la nota