"Del caso a la conciencia social": debate sobre tránsito

Numeroso público se dio cita en el Banco Credicoop para asistir a la charla ofrecida por el ingeniero Pedro Evdemon, denominada "Del caos a la conciencia vial". Se encontraban presentes el Gerente, miembros de la Comisión de Asociados y personal del Banco Credicoop, voluntarias de Red Solidaria e integrantes de Granja Va por Vos quienes fueron beneficiados por productos de limpieza entregados por asistentes. Inició la presentación Oscar Restaino, secretario de Educación Cooperativa y continuó Mariela Salvi, de Red Solidaria, que informó sobre las actividades que desarrolla la ONG. Seguidamente el ingeniero Evdemon disertó sobre la temática para crear conciencia vial en los individuos y en la sociedad. Luego de la charla los jóvenes presentes participaron activamente intercambiando opiniones.
En diálogo con La Voz de Colón, el ingeniero señaló: "Para que haya educación vial en Argentina se debe empezar desde el nivel de las autoridades pero el ciudadano común tiene que acompañarlo porque si el ciudadano común cada vez que la autoridad quiere imponer una norma y piensa que es para recaudar está actuando hipócritamente porque tiene que respetar".

¿Qué es Conciencia Vial?

Es aprender a discriminar sobre los actos propios, porque conciencia tenemos y si pasamos el semáforo en rojo. Es nuestra conciencia la que nos dice que no se debe hacer, por lo tanto, hay que prestarle atención a la conciencia. La instrucción lo único que nos hace; como a toda la gente que escuchó hoy la charla, es que es su conciencia la que le va a decir cómo tiene que comportarse en la calle, le va a decir si tiene que colaborar o empezar a hacer algo.

¿Cuál es el objetivo de la charla?

Yo apuesto a mover las fibras intimas de los que me escuchan. Que reaccionen, que digan "a partir de mañana voy a hacer algo porque estoy convencido que si no hago algo no estoy prestando atención a mi conciencia". Y actúen como agente multiplicadores, porque yo no puedo ir a todas las escuelas, a todas las ciudades. Pero si vengo a Colón y consigo 50 multiplicadores digo que la charla fue fecunda, una siembra fecunda porque ha quedado 50 semillas que van a germinar y quizás si vuelvo a Colón alguien digan que estuvo en mi charla y que gracias a lo que dije se pusieron en prácticas determinadas acciones.

¿Pero aquí debería haber más gente?

Aprecio mucho a las personas que vinieron. Pero ojala hubieran estado los concejales, el intendente, los secretarios de gobierno, secretario de obras pública; porque éste también tiene que hacer lo suyo. Tendrían que haber estado los directores de colegio, los profesores, los maestros. Si yo hubiera logrado eso sería el hombre más feliz del mundo, pero, a veces, me planteo lo siguiente: no quieren venir porque saben que van a escuchar algo que después les va a significar mucho trabajo, entonces es ahí donde yo digo "señores si no quieren asumir el trabajo que les corresponde tendrán que asumir los costos sociales de los chicos que se seguirán matando con el ciclomotor, con la bicicleta con la motoneta o lo que sea".

Lo bueno es que los jóvenes plantearon el debate ¿no cree?

Esta noche vinieron muchos chicos jóvenes y participaron activamente en el debate y creo que hasta los sentí comprometidos a realizar alguna actividad al respecto. Esto es fundamental porque los índices dicen que es un problema muy serio, se está quemando la generación joven de este país porque las estadísticas demuestra que la mayor cantidad de muertes están en la franja de la edad que va de los 10 a los 35 años o sea aquellos que tiene todo por dar a la vida y al país.

Comentá la nota