Caso Carballeira: El Concejo tiene que solicitar diagnóstico médico para tomar una decisión

Después de seis meses sin ningún tipo de modificación en el estado de salud de la presidenta del Concejo, María Alejandra Carballeira -internada en estado de coma en un instituto médico de Buenos Aires tras complicaciones en una intervención quirúrgica -, la dirigencia política tibiamente comenzó a debatir esta situación y analizar cuáles son las alternativas a llevar adelante, para que se produzca el reemplazo institucional, pero al mismo tiempo sin afectar a la edil y su familia en esta difícil situación.
A partir de expresiones de concejales y un cúmulo de rumores, la intendenta de Resistencia, Aída Ayala, se refirió a este tema y aclaró en principio que corresponde al Concejo municipal definir esta situación, pero que “el paso a seguir es que una junta médica lleve adelante un estudio del estado de salud y brinde un dictamen para que el concejo pueda resolver qué hacer, pero tiene que haber un diagnóstico que indique si el daño es permanente o no”.

La jefa comunal señaló que “el Concejo tiene que hacer el pedido pero hasta el momento eso no ocurrió y mientras no hagan ese pedido no van a poder tomar decisión alguna. Desde el instituto Fleni se negaron a dar información cuando la solicitamos desde el Ejecutivo, por eso nosotros seguimos su situación de cerca, no desde el punto de vista político o institucional, sino desde lo afectivo”.

Respecto a las distintas versiones sobre lo que se debe hacer, Ayala expuso que “la única posibilidad a tomar es darle la jubilación por incapacidad y a partir de allí asumiría José Barbetti la presidencia. Acá no se debe hacer una sesión para hacer el pedido del diagnóstico médico, sino que el concejal a cargo de la presidencia del Concejo (César Picón) debe requerirlo”. También deslizó que el pedido de jubilación por invalidez lo podrían solicitar los familiares directos.

Las posiciones

Cabe recordar que hace unos días atrás la concejala justicialista Ely Cuesta salió a hablar abiertamente del tema y exponer que si asume un nuevo edil en reemplazo de Carballeira, el justicialismo resignaría la presidencia y que la misma quede en manos de la Alianza Frente de Todos que tendría nuevamente mayoría en el Concejo.

Cuesta hizo declaraciones a partir de la noticia de que en la Alianza volvieron a pedir informes y detalles a las autoridades del centro de rehabilitación Fleni, sobre el estado de salud a fin de seguir con la iniciativa de jubilarla. “Dudo que se dé en un corto plazo una resolución, en caso de jubilarla tendría que asumir María Martina en su reemplazo y la presidencia del Concejo le tocaría a uno de la Alianza, que en este caso es Barbetti, quien la sigue en el cargo”.

La edil hizo un breve análisis sobre el tema, dando a entender que la familia de Carballeira no estaría de acuerdo con la jubilación porque no podrían costear el costoso tratamiento en Buenos Aires.

Comentá la nota