CASO BERGARA Detuvieron a un policía y otros cuatro permanecen prófugos

Un policía de la comisaría 1ra. de Quilmes fue detenido en el marco de la causa por el secuestro extorsivo del empresario Leonardo Bergara, mientras que otros cuatro miembros de la fuerza están prófugos y con orden de captura.
El efectivo apresado fue identificado por las fuentes como el teniente Maximiliano Costa y se trata del tercer policía preso por el caso del empresario que hoy cumple tres semanas en cautiverio, ya que la semana pasada la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo había detenido a un capitán y a un oficial de la Jefatura Distrital Berazategui.

Costa fue detenido ayer por detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes y, según fuentes de la investigación, estaría comprometido en el expediente por una escucha telefónica.

Fuentes policiales indicaron que el teniente, que cumplía tareas en la comisaría 1ra. de Quilmes, ya fue desafectado de servicio por orden del Ministerio de Seguridad bonaerense y que su detención fue el fruto de una investigación conjunta entre la fiscalía y la Auditoría General de Asuntos Internos.

Costa quedó alojado en los calabozos de la DDI de Quilmes y en las próximas horas se espera su traslado al Juzgado Federal de Quilmes para que sea indagado por la conjueza Marcela Linares y la fiscal Cavallo.

Fuentes de la investigación indicaron que además de la detención de Costa se ordenó la captura de otros cuatro policías y ex policías que aún permanecen prófugos.

Los otros dos policías detenidos por el caso son el capitán Juan Cardozo y el oficial de policía Víctor Ariel Vega, quienes se desempeñaban en el Gabinete de Criminalística de la Jefatura Distrital de Berazategui, dependencia que tiene jurisdicción en la zona donde se cometió el secuestro.

Ambos también quedaron comprometidos por cruces telefónicos ya que, según la investigación, los pesquisas detectaron que el 30 de diciembre pasado los secuestradores de Bergara llamaron a uno de sus celulares minutos antes de comunicarse con la familia del secuestrado para dar la prueba de vida.

Bergara (37) fue secuestrado el 22 de diciembre pasado en Ranelagh y por su liberación exigieron en un principio un millón de dólares, monto que luego fue bajado a la mitad.

El hombre, hermano de un empresario de la industria electrónica, fue capturado pocos minutos después de las 9, cuando circulaba en su camioneta 4x4 Grand Cherokee, junto a su señora, tras salir de su vivienda situada en la calle 315, número 889, de Ranelagh, partido de Berazategui.

Los investigadores establecieron que la pareja fue sorprendida por al menos cuatro hombres que simulaban ser policías, ocultaban sus rostros y estaban fuertemente armados.

Tras el asalto, los captores se llevaron cautivo al matrimonio y pocos minutos después liberaron a la mujer y abandonaron la camioneta a un costado de la autopista Buenos Aires-La Plata, en inmediaciones del Cementerio Parque Iraola, de Hudson.

El 30 de diciembre los secuestradores dieron una prueba de vida que consistió en hacerle escuchar al hermano de la víctima una grabación en la que el cautivo relataba el hallazgo del galeón español del siglo XVII en Puerto Madero.

Comentá la nota