Caso Argañaraz: 20 años para las ex novicias y sobreseimiento para Fernández

El juicio por la desaparición de Ángela Beatriz Argañaraz llegó a su fin. De esta manera el tribunal condenó a Nélida Fernández y Susana Acosta a 20 años de prisión por homicidio agravado. El fiscal Botto había pedido, perpetua. Mientras que Luis Fernández fue absuelto de complicidad. Declaraciones de las imputadas
Larga jornada en tribunales

Luego de casi 10 horas de espera el Tribunal integrado por losjueces de la sala V de la Cámara Penal, Alfredo Barrionuevo; Emilio Páez de laTorre y Pedro Roldán Vázquez emitieron sentencia.

De esta manera Susana Acosta y Nélida Fernández fueroncondenadas a 20 años de prisión por el delito de homicidio agravado contraÁngela Beatriz Argañaraz ocurrido el 31 de julio del 2006. Mientras que el otroimputado, Luis Fernández fue absuelto del delito de encubrimiento.

Esto a pesar de que el fiscal Botto, el lunes, pidió cadenaperpetua para las ex novicias y 5 años para Fernández.

La jornada comenzó alrededor de las 10 cuando las imputadasy Fernández expresaron sus últimas palabras a los jueces antes de la condena. Quinceminutos después se pasó a un cuarto intermedio hasta las 19.50 aproximadamenteque se leyó la sentencia. Durante ese tiempo los pasillos de tribunales estabanllenos de familiares de Betty, de las ex novicas, de Fernández y periodistas. Unalarga agonía para Liliana, hermana de Betty que no paraba de llorar.

La querella se mostró muy disconforme con el veredictofinal, pero sobre todo con el fiscal Botto, por la carátula de encubrimiento puestaFernández cuando entienden que debía ser acusado de homicidio. Sin embargodurante todo el juicio oral, que comenzó el 2 de diciembre, solamente latestigo Wiernes, empleada doméstica de Fernández en aquél entonces, fue la únicaque lo complicó. Después nadie más declaró en su contra. No fue el caso de lasex novicias que suman 150 pruebas en contra.

Últimas palabras antesde la sentencia

Luis Fernández: Elprimero en declarar, alrededor de las 10.15. Comenzó agradeciendo al Tribunalporque "en estos 2 años y 3 meses que llevo detenido es la primera vez que mesiento escuchado", expresó. "Se amancilló mi nombre que es lo más importanteque tiene un hombre", dijo.

Además se refirió al fiscal Edmundo Botto, próximo ajubilares, sosteniendo que "hay personajes nefastos que deberían desaparecer dela justicia". Por último agradeció a su abogada defensora Carolina Epelbaum porsu desempeño. Y finalizó diciendo, "desde chico temí perder la libertad por esosiempre actué de buena fe y socialmente ayudé a mucha gente", refiriéndose a sucondición de ex sindicalistas.

Nélida Fernández: delas dos, durante el juicio, demostró ser la más impulsiva y menos racional. Fuela segunda en tomar la palabra. Su discurso se caracterizó por lo ambiguo. "Juecesde la democracia", comenzó. "No quiero utilizar la palabra soy inocente porquelas pruebas están a la vista (las acusadas tienen 150 pruebas en contra,ninguna a favor), continúo.

También se refirió a si hija con quien "anhelo encontrarme"porque "quiere tener hermanos" y "ese sueño de mi hija no se hizo, quedótruncado".

Para terminar agradeció a Dios "por poner en mi camino a Morales(abogado defensor) que jamás nos abandonó y siempre creyó en nuestra inocencia".

Susana Acosta: enel tiempo que duró el juicio, siempre se mostró serena, cauta y segura. A diferenciade su amiga dijo sin tapujos: "soy inocente al igual que Luis Fernández y NélidaFernández". Por eso les pidió a los jueces que "no cedan a ninguna presión".Acusó a La Gaceta, Canal 10, Cacho García y Omar Nóblega de tergiversar lainformación.

Al igual que Nélida agradeció a su abogado, Morales. "Tienehombría de bien y excelencia en su profesión", expresó. Por último comentósobre su estado físico al hacerse eco de los comentarios de su médico cuando ledecía que "en la cárcel cada año es como si fueran cinco. Lo noto en mi cuerpo".Terminó dirigiéndose al tribunal. "Pido a Dios que los bendiga, que los guarde yde paz para dictar sentencia".

Comentá la nota