El Casino, la reforma y el crédito, en la agenda 2013 de Pérez

El Casino, la reforma y el crédito, en la agenda 2013 de Pérez
Son algunos de los temas clave de la Provincia, que quedaron pendientes del año que pasó. Al Gobierno provincial le espera un 2013 agitado con algunos hechos que impactarán de lleno en la escena política local.
Por un lado, la decisión de otorgar el incremento de canon a la empresa que presta las máquinas tragamonedas al Casino de Mendoza; por el otro, el proceso ante el Jury de Enjuiciamiento contra el fiscal de Estado, Joaquín de Rosas.

La definición de estos dos temas debería darse en los primeros dos o tres meses del año que se inicia y seguramente incidirán en el futuro del gobierno de Pérez, no sólo por cómo influirán Daniel Vila y José Luis Manzano, sino también por las relaciones estrechas que ambos tienen con el Gobierno nacional, al que Pérez responde acríticamente.

La empresa es Mendoza Central Entretenimientos y parte del grupo Vila-Manzano. De acuerdo a las condiciones de la renegociación del contrato que se firmó durante la gestión de Celso Jaque, la empresa ya habría cumplido en julio pasado con los requisitos para pasar del 40,09% de la recaudación de las máquinas al 47%.

Sin embargo, la actual conducción del Instituto Provincial de Juegos y Casinos, que encabeza Nidia Martini, no ha firmado el incremento. En realidad esa decisión es un problema puesto que actualmente está más o menos en los mismos niveles de recaudación que el año pasado, pero sin tener en cuenta la inflación.

Si se pasa al 47%, el Instituto recaudará menos que con las anteriores condiciones y éste es el gran obstáculo para la firma. Ni Martini, ni el director por el radicalismo, Miguel Bondino, han querido, hasta ahora, poner la firma a semejante resolución.

Para sumar problemas, al directorio le falta un integrante, Héctor Caputto, quien se fue al Tribunal de Cuentas. En este contexto es que suenan Carlos Bianchinelli y Federico Domínguez para ir al directorio del Instituto; el diputado Bianchinelli suena para ser el remplazante de Martini en la presidencia.

Entre los hechos que impactarán en la escena política durante 2013 está el proceso contra el fiscal de Estado Joaquín de Rosas ante el Jury de Enjuiciamiento. De Rosas está suspendido en sus funciones y el mes próximo deberá enfrentar testimoniales y presentación de pruebas en contra y a favor en un caso que ventila los vericuetos de una relación en la que el Estado habría salido perdiendo frente al Grupo Vila.

De acuerdo a la acusación, De Rosas habría beneficiado a la familia Vila al permitir (sin apelar) que se tasen mucho más caros unos terrenos que tanto Dalvian como Daniel Vila poseían en el pedemonte y que les fueron expropiados para la creación de la reserva Divisadero Largo. El precio que el suspendido fiscal avaló era mucho más alto de lo prescripto por el Tribunal de Tasaciones de la provincia.

Por el otro lado, además habría vuelto a beneficiar a la familia Vila al facilitarle una compensación de deudas entre lo que se les debía pagar por esos terrenos y lo que deberían haber pagado por dos créditos tomados en los viejos bancos del Estado provincial y que el grupo nunca pagó.

Así es que Pérez deberá sortear estos dos problemas en poco tiempo. La ventaja es que será en los primeros meses de un año electoral. La desventaja es que, aunque quieran el propio Gobernador y sus adláteres, la posición del oficialismo no podrá ser neutral y afectará el futuro.

Otro de los temas conflictivos que asoman para 2013 es la reforma constitucional y la política. Si bien ambos temas parecen haberse enfriado, los proyectos que impulsaban oficialismo y oposición están puestos a consideración en la Legislatura.

La reforma constitucional ha sido un vendaval que terminó impactando de lleno en el radicalismo, al punto de provocarle la fractura del bloque de senadores UCR. Esta fractura tal vez tenga mucho de excusa pero, sin duda, fue alentada desde el oficialismo, con la intención de doblegar la cerrada negativa del principal partido de oposición.

Por su parte, la reforma política no es inocua para el oficialismo, aunque la tienen en agenda. Sin embargo, el PJ parece estar interesado sólo en una modificación electoral: la separación de las fechas de comicios para cargos nacionales de los cargos provinciales.

La cuestión es que el casi seguro candidato a diputado nacional del radicalismo es Julio Cobos y el ex gobernador y ex vicepresidente parece correr con ventajas. El desdoblamiento permitiría al PJ evitar el arrastre de Cobos en la lista sábana.

Otro de los temas estratégicos a resolver es conseguir los 160 millones de dólares para financiar las obras del plan maestro para recuperar la infraestructura de agua y saneamiento. Poco se ha conseguido desde que el endeudamiento fue autorizado, allá por marzo de 2011.

El tema no es menor. Se trata del agua y las cloacas de los mendocinos. Pero, así como las posibilidades de endeudarse para cubrir el rojo provincial no son la mejor oportunidad, también ha sido duro conseguir estos fondos que resultan clave para garantizar el suministro.

Coment� la nota