A CASI UNA SEMANA DE LA DERROTA ELECTORAL, SIN CAMBIOS EN EL GABINETE MUNICIPAL Y SIN RECONOCER ERRORES, EL OFICIALISMO SIGUE COMO SI LOS HUBIESEN VOTADO

A CASI UNA SEMANA DE LA DERROTA ELECTORAL, SIN CAMBIOS EN EL GABINETE MUNICIPAL Y SIN RECONOCER ERRORES, EL OFICIALISMO SIGUE COMO SI LOS HUBIESEN VOTADO
Una vez mas y en diferentes declaraciones el intendente de Lanús, no votado por el 70% de los vecinos, prefirió culpar a los medios de comunicación por haber contabilizado una mala elección que aún se niega a reconocer.
Hasta el momento no se supo de ningún cambio importante de funcionarios, se sigue con la misma política de no escuchar a la gente a pesar del terrible cachetazo que recibieron en las urnas, el mismo aire de superioridad que los llevó al fracaso electoral.

"Falló la comunicación", parece ser la frase preferida de este gobierno o "la culpa es de los medios" (para seguir acrecentando la lista negra de medios que no los complacen), sin llegar a comprender que los medios no inventan las noticias las transmiten, nadie puede decir hoy en Lanús que escuchó al intendente decir fallamos en esto o nos equivocamos en aquello; no para nada, falló la comunicación.

Parece ser que todo se hizo bien y que la gente no lo percibió, vaya uno a saber porque a algunos políticos les cuesta tanto reconocer los errores y se sienten mas seguros pateando la pelota para cualquier lado, o que motivos llevaran a Díaz Pérez a no cambiar sus tan cuestionados funcionarios y tan rechazados por la mayoría de los vecinos de Lanús.

Todos los que nos movemos por los pasillos municipales o del Concejo Deliberante o que frecuentamos lugares en común, sabemos que la imagen del Intendente es mucho mas positiva que la de muchos de sus funcionarios; pero esta terquedad por mantenerlos lo seguirá arrastrando a ese lugar de falta de credibilidad y liderazgo desde el que no hay retorno.

Comentá la nota