El CASI le ofreció a su gente una clase de defensa y ya está en la final

La Academia tenía una ventaja que a la vez podía ser una presión: jugaba la semi ante Alumni en su propia cancha. Pero nada le pesó: con un trabajo espetacular de los forwards y la fina puntería de Figuerola, autor de 12 puntos, ganó 15 a 9 y la semana que viene podrá ir en busca del título. Será ante el ganador de Hindú y La Plata. La figura, Gambarini.
La lluvia y el viento que invadieron la Catedral cambiaron todos los planes. El juego abierto y vistoso que caracterizó a estos dos equipos brilló por su ausencia. A los nervios que tenían los jugadores por la instancia decisiva que estaban disputando se les sumó el viento y el buen juego desapareció. El CASI abusó del viento a favor y Agustín Figuerola y Martín Landajo patearon cuanta pelota les llegaba a sus manos. La idea era clara: aprovechar la espalda de Martín Bottini, wing de Alumni. Pero tanto el once de los de Tortuguitas como Santiago van der Gothe, su fullback, no tuvieron problemas en recibir de aire. El plan no funcionó. Alumni atacó siempre con la pelota en sus manos y el viento en contra solamente perjudicó a Santiago González Iglesias cuando quiso patear a los palos. Igualmente, Agustín Figuerola aprovechó los tres penales que tuvo a su favor y mandó al descanso a su equipo con nueve puntos de ventaja. Alumni jugó mejor, pero fue el CASI el que se quedó con una ventaja que parecía decisiva.

Si la primera parte fue friccionada, en el complemento la lluvia cerró todavía más el juego. Pero Alumni fue el que mejor supo aprovechar las condiciones meteorológicas. Los forwards empezaron a prevalecer y la historia de Miguel de Achával, Nahuel Neyra y Jaime Arocena pesó sobre los gordos del CASI. Paganini, medio scrum de Alumni, les dio ritmo a los ataques de su equipo y los de Tortuguitas fueron para adelante. Con la paciencia como principal premisa, González Iglesias y compañía pudieron descontar: en apenas diez minutos marcaron seis puntos y quedaron a tiro del empate. Pero la felicidad duró poco. Un penal de Figuerola, la amarilla para Diego Lamelas, que los dejó con uno menos, y el drop de Martín Landajo les complicaron la vida. Alumni se desesperó y el CASI manejó el trámite. Faltaban diez minutos y Lamelas volvió a la cancha. Los de Tortuguitas se acercaron con un penal de González Iglesias y cuando el partido se iba quedaron a metros del try. La Academia defendió y, después de un try penal no cobrado sobre Martín Bottini, Filomena marcó el final. El CASI ganó 15 a 9 y, este año, cuando no era el candidato, logró el objetivo. Le queda un paso más.

Comentá la nota