Casi la mitad de los obreros metalúrgicos no cobran la totalidad de sus haberes

Antes de la crisis, en Tandil se registraba una cantidad aproximada de 1200 metalúrgicos. En la actualidad 500 sufren suspenciones, por lo que no cobran su sueldo completo. Pero además, desde noviembre a la fecha casi un centenar de empleados fueron despedidos, lo que hace aun más grave la situación.
Uno de los sectores más afectados por la crisis financiera es sin duda la industria metalúrgica, que actualmente está "prácticamente paralizada". De acuerdo a lo indicado desde la Unión Obrera Metalúrgica, casi 500 trabajadores del sector no cobran la totalidad de su sueldo, mientras que casi un centenar ya fue despedido.

Días atrás, la empresa Fundalum realizó el pedido de procedimiento preventivo de crisis afectando así a sus 33 empleados. Solo resta que se completen los trámites administrativos y que el Ministerio de Trabajo bonaerense y la Nación procedan a aprobar, o no, la solicitud realizada por la empresa ubicada en el Parque Industrial de nuestra ciudad para que le llegue la ayuda correspondiente a los trabajadores.

Con está presentación, ya suman casi una veintena las empresas que realizaron la correspondiente solicitud ante la Provincia. De esa cantidad, únicamente dos fueron las firmas a quienes le llegaron los subsidios. Una de ellas es la metalúrgica Moreno y la otra Metalúrgica Tandil, otras nueve comenzarían a recibir los pagos en los próximos días mientras que el resto más adelante.

Al ser consultado sobre si se sabía cuanto eran los trabajadores metalúrgicos afectados en nuestra ciudad por la crisis, el secretario general de la UOM en Tandil, Carlos Reyes, señaló que "aproximadamente nosotros tenemos un plantel de 500 trabajadores perjudicados por la recesión y, además, desde noviembre a la fecha tenemos casi un centenar de despedidos".

Este panorama, es más preocupante aun ya que se espera que en los próximos meses la situación se agrave. En diálogo con LA VOZ, el dirigente señaló que "con el paso del tiempo se van a ir presentando más empresas y el panorama será peor y cada vez vamos a tener mayor cantidad de suspendidos".

Según lo indicado por Reyes, la actividad metalúrgica en nuestra ciudad está "prácticamente paralizada".

Si bien la ayuda enviada desde la Provincia y la Nación es un paliativo, "no es suficiente" para poder cubrir la necesidades de cada uno de los trabajadores, a pesar que existen empresas que están cubriendo con un porcentaje determinado las horas suspendidas.

Metalúrgica Tandil, por ejemplo, según lo explicado por Reyes, le abona a los trabajadores el 60 por ciento de las horas suspendidas. A eso, hay que sumarle las horas que trabajan y los subsidios, con lo que se logra conformar un haber un poco más alto.

Sin embargo, hay otras empresas que tienen su actividad paralizada y no le están pagando nada a sus trabajadores, lo que hace que dichos empleados atraviesen la situación más complicada.

"Hay empresas que ni siquiera han hecho gestiones ante el Ministerio, lo que lleva un extremo muy grave la necesidad de los trabajadores", señaló el gremialista, al tiempo que agregó: "en lo personal creo que hasta dentro de unos meses no vamos a salir de esta situación. Ojalá la actividad se reanude mañana mismo, pero como pinta el panorama no soy muy optimista".

Para hablar de este y otros temas referidos al sector, hoy en Capital Federal se llevará a cabo una reunión de consejo directivo de secretario generales. "Hay muchas ciudades que están pasando una realidad parecida a la nuestra. En otro momento yo ya plantee, en seccional tenemos 250 trabajadores metalúrgicos en Olavarría y ahí no tengo ningún suspendido. Sucede que en Tandil hay muchas empresas que se dedican a autopartes, que funden tapas de cilindros, que mecanizan, que funden árbol de levas, hacen campanas de freno. En definitiva, tenemos mucha actividad relacionada con el sector automotriz y como es una actividad que está paralizada, nosotros estamos pagando las consecuencias", sostuvo Reyes.

Comentá la nota