Casi la mitad de los legisladores que se van en 2010 buscan la reelección

El 28 de junio, 19 senadores y 24 diputados comenzarán a despedirse de sus mandatos que terminarán recién a fines de abril de 2010.
Y de todas esas bancas que deben renovarse en la Legislatura, poco menos de la mitad puede seguir bajo la misma tutela: hay 18 legisladores que apuestan a ser reelectos. La mayoría con grandes posibilidades de lograrlo.

Otros, con la esperanza de una elección sublime debido a que quedaron muy atrás en las listas. En esta cuenta, hay quienes técnicamente no se reeligen ya que están en el cargo de un legislador que dejó su puesto para ir hacia otra función pública así como un par de sorpresas.

Por un lado, en el bloque demócrata de la Cámara de Diputados ninguno de los que terminan su mandato el año que viene tiene posibilidades de quedarse porque no hubo lugar para ellos en la boleta. Por el otro, por primera vez en la historia legislativa hay tres mujeres que aspiran a ser reelectas en sus cargos; algo muy poco común en un espacio en donde el sexo femenino suele ser dejado de lado (ver aparte).

En líneas generales, la particularidad de esta elección legislativa es que los que pretenden seguir en sus bancas (o cambiar de cámara incluso) son caras relativamente nuevas (si es que eso existe en la política argentina) dentro del recinto de Peatonal y Patricias, ya que éste es su primer período y piden una segunda oportunidad.

Precisamente, uno de los puntos incluidos en la reforma de la Constitución que propicia el oficialismo es que los legisladores sólo puedan ser reelegidos una vez.

Los diputados

Liliana Vietti y Daniel Vilches son los dos radicales que aparecerán en la lista del Frente Cívico Federal que forman con la gente de Cobos (Confe) y el ARI. La primera es una activa diputada que trabaja sobre los temas de Economía y Hacienda, al igual que su colega que ahora aspira a pasar al Senado. Vilches también tiene un perfil alto y fue uno de los primeros hombres de Cobos que decidió volver a su primer amor, el radicalismo.

Con el mismo Frente pero por el lado de Confe, Luis Petri -el legislador más joven de la Cámara- con Humberto Montenegro son los dos tocados por la varita para quedarse en sus puestos. A diferencia de Petri -quien viene del Este, prefiere los temas relacionados con la seguridad y gusta de la alta exposición- Montenegro tiene un perfil bajo por lo que pocos conocen sus proyectos.

Néstor Piedrafita es el representante del ARI que logró estar en las listas del Frente con los radicales en lugar de quedarse en la alianza que históricamente habían tenido con el socialismo. Al igual que la senadora Alejandra Naman (también de ARI) su puesto en las boletas está bastante abajo (cuarto) por lo que -en principio y para ambos- las posibilidades de quedarse se diluyen de antemano.

En el peronismo, se le ha dado un lugar a Gabriela Sánchez, quien era concertadora y recientemente reemplazó al actual ministro de Seguridad, Carlos Ciurca. En tanto, Pablo Tornello y Alberto Recabarren quieren un bis en la Cámara baja. El primero es un hombre del lavallino Roberto Righi y prefiere los temas de educación y la mesura. Recabarren, en tanto, se puede sindicar como uno de los jaquistas más puros dentro del recinto.

Los senadores

Miriam Gallardo, presidenta provisional del Senado, es la única mujer justicialista que va por la reelección. Aunque no tiene demasiada influencia política, es la persona encargada de reemplazar al Vicegobernador cada vez que éste debe ausentarse del recinto.

En el bloque de los peronistas concertadores, Germán Gómez y Guillermo Amstutz apuestan a quedarse. Mientras el primero no suele intervenir en las sesiones y volvió a las listas del PJ, el segundo es uno de los más conocidos, pero pos su pasado político, y forma parte del frente armado por radicales y cobistas, ya lejos de su peronismo natal. Su lugar está asegurado (va segundo en la lista del primer distrito), a pesar de que no suele tener un perfil alto en las discusiones parlamentarias.

Omar Dengra, en tanto, es el único senador de Confe que va por la reelección. Uno de sus méritos es poseer parte del poder territorial de Junín. En este sentido, muchas veces jugó a favor del oficialismo al levantarse de su banca en la votación de leyes que interesaban a los intendentes.

Entre los radicales que también lograron un puesto en las lista están José Abel, Walter Sáenz y Leopoldo Cairone, el vicepresidente del bloque que sabe que su permanencia en la banca es casi imposible ya que va en quinto lugar. Walter Sáenz, por su lado, es de Alvear y sus proyectos han intentado favorecer a los productores.

Por el lado de los demócratas, quienes apuestan a su segundo mandato son Carlos Aguinaga y Emilio Corvalán. El primero es presidente del bloque e hijo de uno de los tradicionales del partido, Juan Carlos Aguinaga (que va primero en la lista de senadores nacionales), mientras que Corvalán fue secretario de Gobierno de Luján, cuando Omar De Marchi era intendente y asumió hace dos años cuando Jorge Difonso ganó las elecciones como intendente de San Carlos.

Comentá la nota