Casi la mitad de los autos del plan oficial son fabricados en Brasil

La mayoría son autos económicos. Las terminales nacionales aseguran que la medida de estímulo no las beneficia.
El plan oficial para la compra del primer 0 km tiene entusiasmadas a las concesionarias, por la cantidad de consultas e interesados que genera. Pero deja un sabor amargo a los fabricantes argentinos porque siete de los 18 autos que incluye el programa 20/80 provienen de Brasil, y son, justamente, los más económicos.

El plan fue impulsado por el Gobierno para facilitar la compra de autos nuevos y estimular así al sector automotor ante la crisis financiera internacional. Pero desde la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac), su gerente, Juan Cantarella, aseguró que “para el área comercial puede resultar positivo, pero en la industria no va a tener mayor impacto porque sólo uno de cada cinco vehículos que se venda a través de este programa será de origen nacional”. “El 80 por ciento de los autos económicos que hay en el mercado es brasileño”, agregó.

Dentro del segmento de cuotas que va de los 721 pesos a los 843 pesos finales están el Fiat Uno tres puertas, Palio tres puertas, Corsa tres puertas, Gol tres puertas y Ford KA, de los cuales sólo el Corsa es de producción nacional; el Palio al igual que el Siena de Fiat se fabrican en ambos países.

Por arriba de los 843 pesos, en cambio, aumenta la participación de autos nacionales. El C3 de Citroën y el Logan de Renault provienen del país vecino, el resto, no. Lo que sucede es que estos modelos –de producción local–, en general tienen un público que demanda más equipamiento que el estipulado por el plan.

Por otro lado, los autos hechos en el país vecino tienen una composición muy pequeña de partes fabricadas en Argentina, algunos llegan al cinco por ciento, y otros, directamente no poseen.

Como contrapartida, los vehículos nacionales sí están provistos de piezas fabricadas en el exterior, con lo cual, la participación de la mano de obra argentina –excluyendo el ensamblado– se achica aún más.

Afac, entidad que reúne a los fabricantes de autopartes, alertó que el plan hasta podría llegar a ser dañino para la industria nacional porque “el Gobierno y las terminales están promocionando casi la misma proporción de modelos de origen brasileño que locales”.

“La industria está muy complicada. Febrero y marzo serán meses de producción cero, que no se va a reactivar ni siquiera con este plan”, sostuvo Cantarella.

Marcos Ferrario, analista del sector automotriz de Abeceb.com, sostuvo que “muchos de los modelos que figuran en la lista oficial no existen hoy por hoy en el mercado y serán fabricados exclusivamente para el plan, pero se desconoce dónde”.

Afirmó, no obstante, que “una vez adentro, en las concesionarias, los vendedores ofrecen otras versiones un poco más completas, y así la iniciativa oficial ayuda a la promoción de otros modelos que probablemente sean nacionales”.

Para el analista, el programa se ha puesto en marcha a medias, todavía no se ha patentado ningún vehículo y por eso nadie sabe el éxito que pueda tener.

De todos modos, aseguró que: “El plan es bueno para las concesionarias (hay más movimiento), aunque para las terminales el beneficio directo no es muy importante, algo que sabían de antemano”, aclaró.

Preocupados por las cuotas. Si se tiene en cuenta que gran parte de los autos que se venden a través de la iniciativa oficial son brasileños, la preocupación también se traslada a los beneficiarios. Es que, ante la suba salarial en aquel país y la apreciación de su moneda, el real, temen que puedan encarecerse los vehículos, incremento que, a su vez, podría trasladarse a las cuotas que hay que pagar.

Según lo establece el programa, luego de haber abonado el 20 por ciento del valor del vehículo y de hacerse del mismo, los pagos restantes podrán actualizarse trimestralmente en función de los costos de producción y bajo la aprobación del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Ese punto no es aclarado correctamente por las concesionarias, que, para tentar a los consumidores, sostienen que las cuotas del plan son fijas.

El programa 20/80

Cero interés. El plan es a cinco años de plazo con cero por ciento de interés. La cuota (una vez retirado el auto) se ajusta de acuerdo al precio de la unidad.

20. Para retirar el 0 km hay que pagar el 20 por ciento. Puede ser en los primeros meses, de una vez o esperar hasta el mes 12 cuando sí o sí recibirá el vehículo y deberá pagar una comisión de entrega.

80. El 80 por ciento restante es lo que se financia con fondos directos de Anses, sin intervención de los bancos.

Modelos. Hay 18 autos para elegir. Las cuotas van de 721 pesos a 1.331 pesos.

Comentá la nota