Casi un 50% menos de alquileres de temporada que en enero pasado-

Panorama inmobiliario: Las operaciones que en otras épocas eran la vedette del mercado durante el verano, este año disminuyeron notoriamente. Los precios subieron entre un 20 y un 30% con respecto al 2007.
Los que no pueden arrimarse al mar porque las obligaciones laborales los atan a la ciudad, al menos durante el caluroso mes de enero, optan en muchos casos por las piletas de los countries, los barrios privados y las pocas casaquintas que todavía subsisten en Pilar.

Pero lo que supo ser durante décadas el rasgo distintivo del mercado inmobiliario local durante el verano, este año se desdibujó bastante. Porque las operaciones para enero del 2009 en lo que respecta a este rubro cayeron entre un 40 y un 50% con relación al 2007, según las estimaciones de los principales operadores del sector a nivel local.

Los referentes de este mercado destacaron además que las propiedades más codiciadas por los inquilinos fueron aquellas que cuentan con pileta, parrilla, quincho, entre dos y tres habitaciones, parque, e instalaciones deportivas.

Uno de los problemas con los que se encontraron los operadores inmobiliarios a la hora de satisfacer la demanda de quienes buscaban concretar alquileres de temporada en el distrito fue la falta de oferta disponible.

"Hubo mucha demanda de casas en countries y barrios privados, y de quintas para pasar el verano, pero no hay muchas disponibles para ofrecer. Lo que sucede es que, a diferencia de años anteriores, en Pilar hoy hay muchísimas casas que se utilizan como vivienda permanente y ya no se alquilan más", contó Abel González, de la inmobiliaria González.

Más caros

Quienes ya alquilaron viviendas en Pilar para pasar el verano pasado y repitieron la experiencia estas vacaciones tuvieron que pagar entre un 20 y un 30% más de lo que abonaron en aquella oportunidad.

Para Haydée Burgueño, los incrementos se ubicaron en el orden del 20%, lo que implicó que recién a partir de los 2.500 dólares mensuales se consiguiera alguna propiedad con las comodidades necesarias para pasar el primer mes del 2009 en un barrio privado pilarense.

No obstante, la reconocida productora inmobiliaria aclaró que, si se habla de una vivienda ubicada en un complejo de condominios, el piso baja a los 2 mil dólares por mes, siempre y cuando se trate de enero.

Burgueño aclaró que, si se habla de alquilar en febrero, las cifras bajan un 20%, mientras que en diciembre los precios fueron un 40% más bajos con relación a enero.

Por su parte, González consideró que esta temporada los valores de los alquileres para enero estuvieron un 30% por encima de los registrados durante el verano pasado. "Nosotros tenemos casas en barrios privados desde 1.500 dólares y en countries a partir de los 3 mil dólares", destacó.

Por otra parte, lo que en décadas pasadas se constituyó como la vedette del mercado inmobiliario de temporada y de fines de semana en Pilar, en la actualidad se transformó en una especie en peligro de extinción.

Se trata de las casaquintas que, hoy por hoy, fueron reemplazadas en gran medida por las propiedades ubicadas dentro de los countries y barrios privados.

Comentá la nota