Casi lanzado para Intendente 2011, Julio Alem pidió cambios en el Gabinete municipal.

El dirigente, que sólo formalmente integra el oficialismo, estuvo en el acto del 9 de Julio en la mañana del jueves feriado. Y al mediodía dijo ``respeto a (el intendente) José (Eseverri) pero creo que lo lógico es hacer cambios (en el Gabinete)´´ después de la derrota del domingo 28 en las elecciones.
Dijo que las testimoniales (que el Intendente encarnó por duplicado) fueron ``un mamarracho´´ y que le gustaría ser Intendente, desde el radicalismo pero sin excluir ``alianzas con sectores del PJ que han trabajado bien, como el de las manzaneras de Alicia Tabarés´´. Es la primera consecuencia, algo acelerada en los tiempos hacia el 2011, del resultado local de las legislativas.

La entrevista en el programa ``Entre amigos´´ de Luis Occhi, por LU32, no hacía prever la magnitud de lo que se venía, hasta que el propio Julio ``Chango´´ Alem, presidente del Concejo Deliberante, lo dijo: ``claro que me gustaría ser candidato a Intendente en 2011, porque en esta elección (del 28 de junio pasado) no se definió el 2011; y me gustaría serlo con los sectores que han trabajado bien, desde el radicalismo a grupos como las manzaneras de Alicia Tabarés, porque nadie puede negar que Susana Valverde o Eva Cura han trabajado bien´´.

Media hora después le confirmó, punto por punto, lo que piensa a este cronista, aunque moderó el impacto de lo que venía diciendo: ``esta postura mía para nada es nueva, siempre dije que con el tiempo se verá lo malo que fue el Gobierno de los Kirchner: aprecio a José pero no voy a formar parte de su sector mientras sigan perteneciendo al kirchnerismo´´.

Confirmó así el adelanto de este Diario de hace 15 días: no formará parte del bloque del Frente para la Victoria, a pesar de que es presidente oficialista del Concejo Deliberante.

Todo eso fue apenas el núcleo de lo que ya es la ruptura total con el entorno del Intendente, porque Alem también le pidió al mandatario que se desprenda de algunos de los miembros de su Gabiente: ``respeto a José pero entiendo que lo lógico sería que haga cambios´´, dijo, apuntando con metralla a los dirigentes cercanos al mandatario que forman su ´´mesa chica´´, y que están enfrentados con Alem: el jefe de gabinete Héctor Vitale, el subsecretario de Cultura Eduardo Rodríguez, el asesor Luis Mosquera y tal vez algún otro funcionario del área social del eseverrismo.

A este Diario le dio mayores precisiones en ese punto: ``mi opinión es que si José trata de interpretar el mensaje de las urnas tendría que hacer cambios en el Gabinete, sólo eso: pero cambios en serio, no la pavada que hizo Cristina (Kirchner) que puso de jefe de Gabinete al tipo que siempre los defendió y que dijo que uno de ellos dos (la Presidente o su esposo) tienen que ser candidatos a Presidente en 2011´´.

El mensaje del presidente del Concejo Deliberante fue clarísimo en la ruptura con el kirchnerismo, y en la ligazón con el oficialismo local: ``la gente repudió las candidaturas testimoniales, que fueron un mamarracho´´: José Eseverri tenía dos, a concejal y a senador provincial.

Cuando habló con este Diario no se asombró de lo dicho: ``¿pero alguna vez me escucharon a mí decir otra cosa distinta de ese tema? No sé de qué te asombrás tanto?´´, le dijo a este cronista.

``La gente no quiere que le digan qué tiene que hacer ¿qué modelo proponía defender Kirchner en la elección? Si el comerciante veía que entraba un 30% menos de clientes a su negocio, si la gente veía que los precios le aumentaron 5 veces en un año, si las tarifas iban a aumentar cada vez más. ¿De qué hablaba? ¿De defender a (el secretario de Comercio, Carlos) Moreno?´´, dijo en LU32, profundizando su alejamiento con el oficialismo nacional pero, obviamente, también con el local.

Lo que más sorprendió, de todos modos, fue que Alem aceleró los tiempos hacia el 2011: en lugar de quedarse en un segundo plano, esperando el reacomodamiento de fichas y una probable llamada de sectores interesados en postularse, saltó al ruedo sin esperar que se disipen los humos recientes de la batalla del 28 de junio.

``Por supuesto que me gustaría ser candidato a Intendente en 2011, y si algo aprendí de Helios Eseverri es que uno debe ser incondicional hacia abajo (hacia los vecinos de la Ciudad) y no hacia arriba (hacia los gobernantes nacionales y provinciales); ésa es mi unica incondicionalidad´´, dijo, como preparando el terreno para dos años donde estará, con mayor o menor densidad, en campaña.

``Nadie en la Ciudad puede dudar que yo adscribo al eseverrismo, pero al de Helios Eseverri: no fue superado, y tal vez su pensamiento requeriría de algún aggiornamiento, sobre todo en aspectos tecnológicos, pero no lo superaron´´, le dijo a este Diario, enfatizando las declaraciones anteriores.

¿Cuándo Usted pidió cambios en el Gabinete de José Eseverri, pidió cambios en la ``mesa chica´´ (grupo de asesores inmediatos del Intendente)?

Las mesas chicas son un accidente: yo no voy a pertenecer al grupo de José en tanto sea incondicionales de Néstor Kirchner. Cuando hablo de cambios entiendo que si José acepta el mensaje de cambio de las urnas tendría que hacer cambios en el Gabinete, pero cambios en serio, no la pavada que hicieron los Kirchner, poniendo de jefe de Gabinete al tipo (Aníbal Fernández) que puso la cara por cada cosa que hicieron todos estos años y que dijo que alguno de los dos (del matrimonio presidencial) tenía que ser candidato en 2011 a Presidente. Con José me une el afecto y el aprecio, pero no voy a aceptar pertenecer a un grupo que es incondicional de esta gente.

Alem, a pesar de que luego el bajó los decibeles al lanzamiento como Intendente, avanzó este jueves más que nunca en esa movida: ``si me preguntan, por supuesto que me gustaría ser Intendente, y cuando me tocó reemplazar a (Helios) Eseverri me sentí muy cómodo, lo disfruté mucho; pero si me toca ser candidato aprendí de él que hay que ser incondicional hacia abajo (los vecinos) y no hacia arriba, sobre todo cuando la política de este país es tan dinámica que hace que no haya partidos sino frentes (electorales) donde, pasada la elección, cada cual agarra para su lado y a un Intendente sólo le queda el apoyo de la gente en su Ciudad´´.

Y aseguró que, si bien su origen está en la UCR, ``veremos con quién se puede hacer alianza y no puedo desconocer el trabajo que han hecho dirigentes del PJ como Alicia Tabarés, junto a (las concejales) Eva Cura y Susana Valverde, o las manzaneras en los barrios´´.

Luego, al hablar con este Diario, le bajó alcance a las declaraciones. Fue la única parte donde no sonó del todo convincente: ya había avanzado mucho en su movida de 9 de Julio.

Comentá la nota