Es casi un hecho: capitalinos votarán cuatro veces en el año

Así sería porque a las legislativas nacionales del 28-J se sumarán las dos vueltas electorales que se presume se dará para determinar quién será el gobernador, pero antes el intendente convocaría en forma desdoblada a los comicios comunales.
Lo hará para evitar que los candidatos provinciales puedan capitalizar las llamadas listas colectoras y la polarización en el balotage, que dejará afuera de la contienda a uno de los tres frentes. La falta de una legislación clara permite el desbarajuste.

Como lo anticipó este diario, se consolida la posibilidad de que los capitalinos deban concurrir cuatro veces a las urnas, si como se estima la Capital decidirá votar tres semanas antes de la fecha a la que se convoque el comicio para gobernador y vice. Y como también se presume que las generales tendrán ballotage, los electores que figuran en los padrones del principal distrito votarán el 28-6, y tres veces más a confirmar.

Esta idea del intendente capitalino Carlos Vignolo de convocar a elecciones para sucederlo (eventualmente sucederse) antes de las de gobernador y vice es para quebrar el aporte de las colectoras y tampoco caer en la polarización a la que lleva la segunda vuelta, puesto que sólo dos compiten y uno de los frentes quedará afuera de esa contienda.

Este semejante panorama, tan caótico y complicado para los electores, tiene que ver con una escandalosa falta de una regulación clara y concluyente que apunte a la unificación de todas las elecciones.

En este sentido, importa recordar que el Superior Tribunal de Justicia (STJ), en una controvertida decisión adoptada por la llamada mayoría automática, consideró que no estaba vigente la Ley 5.161 que con arreglo a lo normado por el artículo 156 de la Constitución Provincial propende a unificar los comicios para la primera semana de octubre.

Va de suyo que esa regulación pendiente es materia de análisis y facultad del Poder Legislativo, pero lo que impera ahora sólo es una laguna entre la norma constitucional y la facultad de convocatoria que le cabe al Ejecutivo, y que permite jugar a las escondidas.

Comentá la nota