Con casi 3000 evacuados la situación mejoró pero seguirá siendo crítica por 48 horas más

A media tarde de hoy el intendente de la ciudad de Corrientes Carlos Vignolo y los funcionarios que se ocupan de la emergencia que vive la capital, como consecuencia del temporal de viento y lluvia que se abatió desde la madrugada, realizaron una evaluación de la situación y proyectaron nuevas medidas para atemperar los efectos del meteoro.
En la oportunidad se pudo determinar que los evacuados por el temporal llegan a 3.000, y son alojados en los establecimientos escolares de cada barrio, tal como la 275 y 345 de Laguna Seca, el galpón de la escuela Ilia, la 34 del Barrio Esperanza, 375 del Río Paraná y la Fe y Alegría del barrio Ongay, mientras las delegaciones del Barrio Nuevo se ocupa de los habitantes de este barrio, mientras los del Ponce que se negaron a evacuarse por temor a la ola de robos son asistidos por la Delegación Municipal.

Por la tarde para poder asistir a las personas alojadas en los citados establecimientos coordinaron acciones y esfuerzos Defensa Civil de la Provincia y la áreas municipales que se ocupan de la emergencia desde las primeras de producida la misma.

De esta forma se estableció que los evacuados recibirán asistencia alimentaria, médica, mientras se llevan adelante gestiones para lograr los mecanismos necesarios para que puedan descansar en horas de la noche.

Múltiples inconvenientes

Los inconvenientes provocados por la tormenta fueron múltiples y algunos se mantenían al caer la tarde. Hubo alrededor de 100 árboles caídos como así también alrededor de 30 postes del servicio de alumbrado, telefonía y TV por cable.

Corte de energía eléctrica en grandes sectores de la ciudad sobre todo en barrios periféricos que no lograban recuperar la provisión del servicio incluso bien entrada la tarde, llevando más de 9 horas sin el mismo.

Asimismo se mantenían varios barrios y avenidas anegados por las aguas y al respecto el intendente Vignolo tras escuchar el informo de sus funcionarios indicó que hay barrios que recién se van a normalizar en 48 horas, sino se registran nuevas lluvias, estos son San Jerónimo, Ponce, La Olla, Ongay, Cremonte, Río Paraná, Sapucay y Antártida Argentina.

Se explicó respecto de la situación de estos barrios que se encuentran anegados por el agua caída durante el temporal, que la misma escurre muy lentamente y que no se pueden realizar trabajos de bombeo debido a que no hay lugar para transferir el agua, ya que todas las zonas se hallan inundadas, por lo que es necesario aguardar que se liberen naturalmente algunas zonas.

No hubo víctimas fatales

El informe de los funcionarios municipales destacó a pesar de la grave emergencia que se vive, que por fortuna no hubo que lamentar víctimas fatales, aunque numerosos daños materiales en viviendas particulares y espacios públicos.

Transporte

Se informó así mismo que el transporte público de pasajeros se irá normalizando en toda la ciudad en la medida que el agua se escurra, al respecto indicaron que por el momento algunos lugares verán modificados el recorrido de algunas líneas, ya que lo que se busca es que el oleaje que provocan el transito de las unidades de gran porte no genera mayores inconvenientes a las viviendas particulares.

Lo mismo sucederá con la recolección de residuos que se interrumpió por esta situación.

Responsables por áreas

El municipio dio a conocer los nombres de los responsables en las zonas más afectadas por el temporal, para que todos aquellos vecinos que tuvieran alguna necesidad o inquietud al respecto se comuniquen con los mismos.

Se trata de Julio Navia a y Norberto Sanabria en Laguna Seca y sus áreas de influencia, Barrio Nuevo Oscar Vignolo, Barrio Ponce Luis Rodríguez y Barrio Sur Domingo Roa, asimismo se informó que por supuesto además de las personas señaladas el intendente y todo el gabinete municipal se encuentran afectados las 24 horas a la prestación de servicios relacionados con las consecuencias generadas por el temporal.

Usurpación

El municipio informó también que en la zona denominada como Loma Linda alrededor de un centenar de personas usurparon un terreno de propiedad privada, los mismos arribaron al lugar por sus propios medios y a pesar de la información que se les proporcionó sobre la situación legal del predio se instalaron en el lugar

Recomendaciones

Desde la municipalidad de la Capital se recomienda por este medio a los vecinos de las zonas afectadas, sobre todo donde el agua de la lluvia todavía no ha escurrido, que tomen todas las precauciones para movilizarse y que de no ser absolutamente necesario que no transiten por zonas inundadas dado que todavía pueden haber cables del sistema lumínico cortados o caídos, los que extremadamente peligrosos para la vida.

El intendente Vignolo por su parte destacó la colaboración prestada por la Policía Provincial y los organismos de defensa civil que coordinan esfuerzos y acciones con los agentes y funcionarios municipales, que desde las primeras del temporal abandonaron sus familias para cumplir con el deber que tienen con la comunidad.

Comentá la nota