Caserio: Queremos que se aclaren los hechos

Fue a la Justicia para interiorizarse sobre la causa en la que se investiga una supuesta entrega de "porros" en la última interna justicialista en la Capital.
El ministro de Gobierno y titular alterno del Partido Justicialista de Córdoba, Carlos Caserio, se presentó esta mañana ante la Justicia Federal para interiorizarse sobre la causa en la cual se investiga una supuesta entrega de cigarrillos de marihuana (porros) en la última interna partidaria en la ciudad de Córdoba.

"Se puso a disposición del juez Ricardo Bustos Fierro", confirmaron fuentes judiciales a LAVOZ.com.ar

"Caserio presentó espontáneamente un escrito a los fines de prestar toda la colaboración que resulte necesaria hasta el completo esclarecimiento de los supuestos hechos que son motivo de la investigación judicial solicitada por el Juez Federal Gustavo Vidal Lazcano", se indicó a través de un comunicado oficial.

Realizó la presentación "tanto a título personal cuanto en pleno ejercicio de las responsabilidades partidarias".Explicó que lo hizo tras tomar conocimiento a través de los medios, que el fiscal Federal Gustavo Vidal Lazcano había remitido actuaciones al juez Bustos Fierro, para que se investigara la posible comisión de delitos electorales en el marco de la última elección interna del Partido Justicialista, las cuales podrían encontrarse tipificadas en la Ley 19.945 (C.E.N. t.o. por Decreto N° 2135/83) y sus modificatorias.

En la presentación, Caserio señala que "la Mesa Ejecutiva del Partido Justicialista (Distrito Córdoba), debe fiscalizar la conducta política y personal de los afiliados, de los representantes partidarios en los cuerpos orgánicos y de los que desempeñen funciones de gobierno cuando se aparten de los principios fundacionales de nuestro partido".

En ese sentido, indicó: "En síntesis, lo que le manifiesto al magistrado es nuestra preocupación como autoridades partidarias por todo lo que nos enteramos en los medios, para que se investigue; somos los primeros interesados en que se clarifique el hecho y está nuestra predisposición de poner el partido a puertas abiertas para apoyar a la Justicia en la investigación".

El caso. Después de que la investigación se hiciera pública, en la que estarían involucrados dos funcionarios de segunda línea del Gobierno provincial, Caserio decidió hacer una presentación espontánea ante el Juzgado Electoral Nº 1, a cargo del juez Ricardo Bustos Fierro.

"Vamos a ponernos a disposición de la Justicia. Lo que sé es lo que salió en los medios. Una vez que me entreviste con el juez, veremos los pasos que seguiremos como conducción del partido. Esta claro que no vamos a proteger a nadie y si alguien cometió algún delito que pague por ello", había adelantado Caserio a este diario.

El abogado Aurelio García Elorrio denunció que en la interna justicialista por la candidatura a intendente del 29 de abril del año pasado, punteros del sector de Roberto Chuit, quien finalmente le ganó la elección a Olga Riutort, habrían ofrecido "porros" y choripanes a cambio de votos.

García Elorrio y el abogado Marcelo Touriño, ambos integrantes del flamante partido Encuentro por Córdoba, presentaron dos testigos de identidad reservada, quienes habría involucrado a dos funcionarios provinciales en esta maniobra.

En primera instancia, la denuncia estuvo a cargo del fiscal federal Gustavo Vidal Lascano. Por el tiempo transcurrido, para el fiscal fue "imposible" comprobar si lo que se entregó a los votantes era estupefacientes u otra sustancia.

Sin embargo, Vidal Lascano remitió la investigación al juzgado federal de Bustos Fierro para que dilucidara si hubo algún delito electoral.

Entrega. Según los testigos de identidad reservada, presenciaron cómo en las inmediaciones de la Escuela Arturo Capdevila, de barrio Mariano Fragueiro, donde se votó en la interna peronista, algunos punteros del sector de Chuit entregaban marihuana y choripanes a cambio de votos para el precandidato que contaba con el respaldo del entonces gobernador José Manuel de la Sota.

Fuentes judiciales dejaron trascender que los dos funcionarios involucrados por los testigos cumplen funciones en el área de Fomento Cooperativo y Mutuales de la Provincia y en el Ministerio de Gobierno.

Precisamente, el ministro Caserio, quien se presentará hoy ante la Justicia Federal, dijo desconocer los nombres de los funcionarios supuestamente involucrados. Aunque recalcó que el Ministerio de Gobierno "no protegerá a nadie".

Comentá la nota