Cascón pidió al Consejo de Tierras que las diferencias no pongan en riesgo el espacio

Tras los reiterados cuestionamientos a la política de tierras implementada, el intendente Marcelo Cascón se reunió hoy con el Consejo Social de Tierras y acercaron posturas. Asentó que no concibe a las tomas como herramienta, y fijó a la conformación de cooperativas y asociaciones como su línea de trabajo.
Aclaró que no delegará la toma de decisiones, defendió los convenios con los gremios y convocó a terminar con la escalada de acusaciones para resguardar el espacio. Desde el Consejo insistieron con tener participación en la definición del criterio de las prioridades, y aseguraron que temen que los más pobres queden excluidos.

El Consejo registró cada palabra del intendente

El Consejo registró cada palabra del intendente

En un encuentro que se perfilaba como la ruptura entre el Ejecutivo y las organizaciones que integran el Consejo Social de Tierras, las partes lograron avanzar en acuerdos y ratificar el espacio de discusión. "La construcción de una política tiene acuerdos y disidencias, pero las últimas no deben poner en riesgo a la organización", inició el intendente poniendo paños fríos a la confrontación que se evidenciaba entre los integrantes del Instituto Municipal de la Tierra y la Vivienda para el Hábitat Social (IMTVHS) y el Consejo Social de Tierras. "Con esta escalada (de posicionamientos y acusaciones) lo único que hacemos es poner en riesgo la continuidad de la organización", dijo.

"Al que se le va a cuestionar el día de mañana si fue capaz de desarrollar una política de tierras es al intendente", por lo que anticipó: "No lo voy a delegar"; agregando: "Cada uno tiene una posición y un rol y debemos asumirlo. Las diferencias hacen a la democracia, la decisión del intendente nadie puede reemplazarla y los aportes de las organizaciones, a través de su experiencia, tampoco", delimitó.

Luego, el jefe comunal realizó un resumen de la presentación efectuad el pasado jueves en el Concejo Deliberante, delimitando los lineamientos de su política de tierras y las principales acciones llevadas adelante hasta el momento. Reiteró que "no se trata de echar culpas, pero hace veinte años no se compraban tierras", por lo que remarcó la adquisición de las 35 hectáreas para el Banco de Tierras.

Definió, además, que no cree en las tomas como "una herramienta para los solución de la problemática habitacional", entendiendo que se generan malas condiciones de vida por la falta de infraestructura y servicios, e impiden "un crecimiento ordenado". Reiteró, sin embargo, que su gobierno no criminaliza la pobreza, y que el cooperativismo y el asociativismo son las líneas de trabajo que promueven.

"Tenemos que resolver la legalidad de los comodatos y también cuáles de los cargos no fueron cumplidos", reconoció, asegurando que "están en evaluación" porque "deben recopilar todas las ordenanzas y resoluciones". Sin embargo, las organizaciones recordaron que la normativa ordena una convocatoria a todos los beneficiarios de comodatos para que se inscriban. "Es verdad que no se puso en marcha", admitió el jefe comunal.

Sobre los convenios con los gremios –cuestionados por el Consejo Social de Tierras-, que comprometieron 13 de las 35 hectáreas, Cascón defendió: "Es una respuesta a familias de trabajadores que tampoco tienen acceso a la tierra. Son diferentes mecanismos de intervención para distintos sectores, que permiten la capitalización del IMTVHS, porque el Municipio no cuenta con accesibilidad económica" para adquirir las tierras.

Al respecto, desde el Consejo se manifestó: "Tenemos miedo de que los más pobres se puedan quedar afuera. Sobre todo aquellos que están en pobreza estructural, y que no se van a organizar, que no se enteran porque están en la lona". Además, insinuaron: "Creíamos que éste era el ámbito para definir el criterio de las prioridades".

El intendente aprovechó para reprochar que la resolución pacífica de la ocupación de las 120 viviendas del IPPV, a través de aportes de la comuna a las familias, "fue muy criticada y poco defendida", requiriendo indirectamente mayor respaldo, por medio de posicionamientos públicos, de las organizaciones ante la toma de decisiones similares.

Fijó como pendiente la realización de un relevamiento que permita conocer la situación social de cada familia que se inscribió en el registro de demandantes, para "no hacer una distribución injusta e inequitativa"; e informó que la secretaría de Desarrollo Social llevó adelante censos en Nahul Hué y la toma conocida como "de techo amarillo". Ante esta afirmación, el Consejo cuestionó que "no se haya traído antes a la mesa, porque lo pedimos muchas veces". Cascón lo relacionó con "problemas de comunicación", y definió que su secretario de Gobierno, Jorge Franchini, se sumará a las reuniones.

El jefe comunal puso a disposición del Consejo la documentación de las acciones enunciadas, pero anticipó que "guardaremos cierta cautela en la divulgación de la tierra del municipio, porque mucha gente aconseja que se ocupen las del Estado".

Previamente, las organizaciones integrantes del Consejo, entregaron al presidente del IMTVHS, una carta abierta donde reconocen al cooperativismo como herramienta para mejorar las condiciones de vida de sus integrantes, con el fin de terminar con las discusiones entre los vecinos.

Estuvieron presentes los integrantes del IMTVHS, el concejal Darío Rodríguez Duch, la secretaria de Desarrollo Social, Norma Gómez, el secretario de Gobierno, Jorge Franchini, la secretaria de Planeamiento, Fabiela Orlandi, y el Defensor del Pueblo, Vicente Mazzaglia.

Comentá la nota