Cascón garantizó a SOYEM cinco hectáreas para casas

El intendente Marcelo Cascón favoreció con 5 hectáreas al sindicato de empleados municipales, SOYEM, en la primera adjudicación en venta dentro de las 35 hectáreas adquiridas para brindar soluciones en el marco de la crisis habitacional.

El acuerdo conocido ayer causó escozor en variados ámbitos sociales y políticos, que cuestionaron la entrega de este nuevo beneficio a un gremio que en los ´70 recibió un importante inmueble del municipio para la construcción de viviendas y terminó de vendiéndolo por partes -la última hace dos años- a unos u$s 470.000.

Cascón reconoció que el gremio vendió las primeras tierras cedidas por el municipio a valor de mercado para terminar comprándole al mismo municipio tierras a un valor social que todavía no fue definido. Pero aclaró que la ventaja inmobiliaria obtenida excede al municipio y descartó la necesidad de una rendición de cuentas porque "eso ya pasó".

Algunos sectores de la oposición evaluaron que la adjudicación de tierra al SOYEM es "un gesto" hacia la conducción del gremio que busca garantizar la gobernabilidad mientras se negocia la emergencia económica. Cascón negó toda intención en ese sentido señalando que mantiene una negociación similar con Unter que está "prácticamente cerrada".

El mandatario explicó a "Río Negro" que "estamos planteando distintos mecanismos de intervención para garantizar una respuesta lo más amplia posible y poner rápidamente en movimiento la rueda de compra de tierra, recupero y construcción de viviendas". En esa línea, señaló que "lo que estamos buscando es garantizar un ciclo virtuoso del recupero y la capitalización que hace la municipalidad al banco de tierras" que, a su entender, "es más fácil que se produzca más efectivamente con las organizaciones".

La adjudicación de tierras al SOYEM es la primera afectación concreta de la tierra social adquirida por el municipio y se hizo sin la respectiva consulta a las organizaciones de la tierra ni evaluación social, desestimando el pedido expreso del Consejo de Tierras de no adjudicar a los sindicatos porque "no garantizan justicia social".

Integrantes del CST se quejaron por las decisiones unilaterales del Ejecutivo que no respetan el acuerdo de trabajo sellado con posterioridad a la declaración de emergencia habitacional. "Nos están sobrepasando, hacen convenios sin consultarnos cuando tenemos un acuerdo de trabajo firmado con Cascón que no se está cumpliendo", denunció Cristina Marín.

También Bibiana Alonso se mostró alarmada y recordó que "nosotros le pedimos al intendente que no haya ningún privilegio".

Cascón reconoció haber recibido ese pedido pero justificó la decisión de ignorarlo en que "no estoy de acuerdo con que los sindicatos no garanticen una distribución social, si los trabajadores que lo integran reúnen las características que nosotros estamos planteando para el acceso a una vivienda social si están en condiciones garantizarlo".

Comentá la nota