Cascón no cree necesaria una "autocrítica" por la venta de tierras al SOYEM

El intendente defendió el convenio para la venta al gremio municipal de 5 de las 35 hectáreas que el Ejecutivo ya fue autorizado a comprar. Explicó a ANB que no era posible destinar toda la tierra de viviendas sociales, porque "los Planes Federales genera un recupero para el municipio recién dentro de tres años". Aseguró que ampliará el trabajo con la Fundación Madres de Plaza de Mayo.
El intendente Marcelo Cascón no dará marcha atrás con el convenio suscripto con el gremio municipal SOYEM para la venta de 5 hectáreas, en las 35 que la comuna adquirirá. Es más, en diálogo con ANB planteó que "no creo que tenga que haber autocrítica" por esa operación que fue cuestionada por el Consejo Social de la Tierra.

Precisamente con las organizaciones que trabajan en relación a la problemática de la tierra y la vivienda, el Ejecutivo había suscripto un acuerdo para diagramar políticas en conjunto. "Reivindico el acta acuerdo firmada con el Consejo Social de Tierras, y le voy a seguir poniendo empeño, decisión y vocación al trabajo conjunto con las organizaciones", dijo Cascón, aunque al mismo tiempo justificó la potestad del Ejecutivo en avanzar en convenios como el firmado con el SOYEM.

"Vamos a hacer distintos abordajes. Trabajamos con cooperativas, con consorcios, con planes generales de viviendas, con la provincia de Río Negro, y también con organizaciones sociales como son los sindicatos que representan a trabajadores de San Carlos de Bariloche que también tienen dificultades para acceder a la tierra", explicó en diálogo con este medio.

Cascón recordó que "es la primera vez que en la ciudad se compran tierras con un criterio de abordaje a través de distintos mecanismos, y que apuntan a resolver una problemática habitacional no solamente en las 35 hectáreas, sino para adelante. Las 35 hectáreas no alcanzan, pero tienen que ser el motor que empiece a movilizar la rueda".

Para el jefe comunal la adquisición de esos terrenos "nos tienen que permitir cumplir con dos objetivos: la justicia social, que implica la solución habitacional; y la posibilidad real de poner en movimiento la rueda económica, que quiere decir tener capacidad de recupero".

En ese sentido, justificó que "esto (por las tierras) es un capital que estamos poniendo en el Instituto de la Vivienda. Tener capacidad de recupero quiere decir trabajar con organizaciones, que cumpliendo con el primer aspecto de la justicia social, puedan al mismo tiempo inyectarle a la municipalidad un recupero rápido que nos permita pensar en más adelante"

"Si ponemos las 35 hectáreas en el Plan Federal de Viviendas, tenemos que esperar tres años para que estén las viviendas construidas o para empezar. Estoy perdiendo el tiempo y rifando un capital importantísimo como es la tierra", puntualizó.

¿Con esa argumentación, la venta al SOYEM, no podría haber sido discutido en el Consejo Social de Tierra?, consultó ANB.

"Fui. Lo hablé con ellos. Cuando hace bastante, por lo menos un par de meses, lo plantee en una reunión, hablábamos del convenio que teníamos en marcha con la UnTER, que está prácticamente listo pero no lo firmamos porque no lo quisimos hacer en el marco actual (por el conflicto con el gobierno provincial). También ellos me habían dicho que tenían algunas consideraciones y las conversamos allí".

Cascón explicó que, para las 35 hectáreas, va a "conseguir planes federales de viviendas, a entregar terrenos con fin social, a trabajar con la Fundación Madres de Plaza de Mayo con este sistema innovador, y a trabajar con organizaciones, y con sindicatos".

"A lo mejor lo del SOYEM ha generado alguna discusión en particular, pero es comprensible. Estamos hablando en el mayor de los casos de 10 hectáreas sobre un total de 35", argumentó finalmente. (ANB)

Comentá la nota