Cascón admite que el municipio buscará un préstamo bancario para sanear sus finanzas

El gobierno necesita reestructurar su deuda, que supera los 25 millones de pesos. Eso le permitiría contar con fondos para afrontar sus compromisos mensuales, fundamentalmente el pago de haberes al personal. La caída en la coparticipación y el estancamiento de la recaudación propia obliga al Ejecutivo a buscar la salvación financiera en un crédito privado.
El intendente Marcelo Cascón admitió ayer que el Ejecutivo deberá recurrir a un préstamo bancario para reestructurar su deuda y así contar con recursos para afrontar gastos corrientes, como el pago de sueldos del personal municipal.

Tal como informó ANB, las retenciones y embargos sobre la coparticipación -que en agosto reducen en un 80 por ciento los ingresos-, y la ausencia de repunte en la recaudación propia, obligan al gobierno municipal a buscar alternativas para contar con dinero en efectivo que le permita abonar, en septiembre, los sueldos y aguinaldos de los trabajadores.

Con este panorama, ya existieron contactos entre el titular de la secretaría de Economía y Gobierno, Federico Lutz, y entidades bancarias que, según Cascón, "mostraron interés".

El municipio de Bariloche gestionará un préstamo que, como mínimo, será de 10 millones de pesos, aunque la aspiración oficial es llegar a los 20 millones para abarcar en la reestructuración de deuda prevista el máximo posible de los pasivos. Esa deuda supera, al mes de agosto, los 25 millones de pesos. La intervención de los bancos permite cancelar los compromisos exigibles en el corto plazo, y reestructurar vencimientos, generando disponibilidad financiera para gastos corrientes.

Los tiempos no ayudan a la pretensión del municipio. Para lograr que algún banco le otorgue un crédito de esa magnitud, el Ejecutivo debe presentar los balances terminados y aprobados de los años 2007 y 2008, que todavía están siendo elaborados en el área de Contaduría. "Cuando llegamos al gobierno pusimos en marcha rápidamente la realización y presentación de balances, que no estaban hechos", indicó Cascón a este medo, y explicó que "no tener los balances en regla es como no tener el DNI; no podemos ir a hacer ninguna gestión ante los bancos".

"Estamos acelerando los tiempos para encaminar las gestiones, porque tuvimos una respuesta positiva" de las entidades bancarias que podrían interesarse en prestarle al municipio más de 10 millones de pesos con los cuales se cancelarán pasivos. (ANB)

Comentá la nota