Casaretto, CGT e industriales juntos

Con algunos minutos de retraso, según lo establecido en la agenda, monseñor Jorge Casaretto acompañado por el obispo sanjuanino Alfonso Delgado, se reunieron con los representantes sindicales de la provincia y con las autoridades de la Unión Industrial.
El escenario fue el sindicato de Luz y Fuerza. A penas comenzó el encuentro, que llevó unos 40 minutos, el dueño de casa, Juan José Chica, fue el encargado de realizar la presentación y de solicitar que bendijera las instalaciones. Luego hablaron los representantes de la Unión industrial y la Confederación General del trabajo.

El mensaje que el obispo emitió ante más de 40 dirigentes fue en sintonía a la línea que la Iglesia viene manteniendo, es decir convocó al diálogo. Casaretto profundizó la necesidad de lograr que todos los sectores tengan "la capacidad de renunciar a ciertas posiciones en pos de lograr el bien común y alcanzar los consensos que tanto necesita el país".

Pero el Obispo caló hondo en los dirigentes gremiales cuando recordó algunas definiciones que, sin nombrarlas, forman parte de la doctrina social justicialista. Al finalizar el encuentro más de un dirigente se sintió identificado con la convocatoria de la Iglesia y estuvo de acuerdo plenamente con el mensaje que bajó Casaretto. "Uno no puede oponerse a la convocatoria que la Iglesia está realizando. Nosotros venimos pidiendo, también en nuestro sector, el diálogo y remarcando lo importante que es lograr consensos necesarios. Nosotros lo aplicamos cuando logramos unificar la CGT en la provincia", dijo Enrique Castro a medios locales.

En este encuentro estuvieron presentes la mayoría de los sectores sindicales de la provincia. Quien no envió ningún dirigente, al menos conocido, fue el sector de ATSA. Esta ausencia llamó la atención a más de uno y varios fueron los comentarios que se escucharon al término del encuentro.

Pasadas las 13.00, los obispos Casaretto y Delgado finalizaron el encuentro para dirigirse a la Corte de Justicia. Por la tarde de ayer, Casaretto mantuvo un encuentro con autoridades de la Sociedad Israelita, "nuestros hermanos en la fé", dijo el obispo, para finalizar con el cierre de las jornadas sobre políticas sociales.

Comentá la nota