Casal afirmó que la reincidencia en el delito se evita con educación y trabajo

En la sede del Patronato de Liberados el ministro Casal se reunió con el director regional de IOMA, Gerardo Zarandona, la coordinadora de la Delegación Saladillo del Patronato de Liberados, María Ángeles Farías, concejales e integrantes de la Asociación de Abogados para conocer cómo se implementará el Juzgado de Garantías.
El ministro manifestó que están abocados a mejorar y fortalecer el Patronato, por lo cual han incorporado personal. Destacó la labor del organismo local y expresó que cuentan con una directora con mucho coraje y compromiso. Indicó que firmarán un convenio con el Ministerio de Trabajo de la Nación que dará una expectativa enorme sobre formación e inserción laboral a los liberados, programa que llegará también a Saladillo.

Con respecto a algunos cuestionamientos acerca de la inserción laboral de los liberados en detrimento de otros integrantes de la población el ministro de Justicia manifestó que cuando no hay trabajo la competencia laboral se transforma en una cuestión de discriminación a los que están en peores condiciones. Indicó que hay que buscar nichos de capacidades laborales que no tengan competitividad afuera. Consideró que la ciudadanía tiene que ser solidaria y saber que aquel que sale de la cárcel "ha pagado sus cuentas" y puede empezar de nuevo como cualquier otro.

Casal dijo que el sistema penitenciario creó una nueva estructura, que es la subdirección general de trabajo y la subdirección general de educación, porque entienden que "el completamiento de los estudios elimina a cero la reincidencia y la formación laboral con capacitación laboral disminuye cualquier riesgo de tentación futura en libertad".

Con respecto a la metodología que se utiliza para hacer el seguimiento de los liberados comentó que es parcialmente eficaz porque es poca gente con muchos liberados, pero destacó que existe un enorme profesionalismo en el patronato y la gente que lo integra tiene un enorme compromiso con su tarea.

Comentá la nota