Por qué Casación anuló la causa de escuchas ilegales que salpicó a Macri

Por qué Casación anuló la causa de escuchas ilegales que salpicó a Macri

El fallo fue duro contra el juez retirado Norberto Oyarbide, que procesó al actual presidente en 2010. El expediente que tuvo un fuerte impacto político.

La Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, declaró este jueves la nulidad de la causa de las “escuchas ilegales”, por la que el juez Norberto Oyarbide había procesado al presidente Mauricio Macri en 2010, cuando era Jefe de Gobierno porteño.

El expediente que tuvo un fuerte impacto político, también alcanzó al ex policía, Jorge “el fino” Palacios, quien había presentado el recurso sobre el que se expidieron los magistrados hoy. Los jueces Liliana Catucci, Eduardo Riggi, y Carlos Mahiques coincidieron en declarar la nulidad de todo lo actuado en el expediente, pero lo hicieron con diferencias. Los dos primeros consideraron que todo el proceso resultó “viciado” porque Oyarbide, hoy retirado, “investigó de oficio un delito de acción privada, que sólo podía recibir impulso del afectado , y no del juez”.

Es decir, de algunas de las personas que fueron víctimas de las interceptaciones. El fallo fue duro contra el ex magistrado, quien dejó de ser juez en abril de 2016, cuando renunció acorralado por las denuncias en su contra, y también dejó expuesto, aunque sin nombrarlo, al ex titular de la UFI AMIA, el fallecido Alberto Nisman, quien también estuvo detrás del impulso de la causa. Mahiques, por su parte, además de coincidir con el voto de sus pares, entendió que “prima facie, podría haber operado la extinción de la acción penal por el transcurso del tiempo” respecto del delito investigado. Oyarbide dijo que Jaime Stiuso y Javier Fernández lo "apretaron" para cerrar causas del kirchnerismo El inicio de la causa data de 2009.

Comenzó con un llamado anónimo a Sergio Burstein, dirigente de 18J una de las agrupaciones de familiares de víctimas del atentado a la AMIA. Allí se le advertía sobre que su teléfono estaba pinchado y se apuntaba a Palacios, por entonces flamante jefe de la Metropolitana. Palacios no era, ni es ajeno al caso AMIA. Se trata de uno de los 13 acusados por el encubrimiento del atentado y está en el tramo final del juicio, por su rol en el caso. Luego de eso intervinieron Nisman, entonces al frente de la UFI AMIA y Oyarbide. Un año después llegó el procesamiento de Macri por "violación de secretos, abuso de autoridad, falsificación de documentos públicos, en concurso con la participación en una asociación ilícita" y de Palacios, junto a otros involucrados.

Poco después la Sala I, entonces compuesta por los entonces camaristas Jorge Ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah, confirmó los procesamientos. En diciembre de 2015, el juez Sebastián Casanello - quien se hizo cargo del juzgado 7 que había subrogado Oyarbide- sobreseyó a Macri. Lo hizo después de recibir los resultados de prueba pendiente que había ordenado la Cámara y que Oyarbide nunca había hecho. La decisión de Casanello fue confirmada un semestre después por la Cámara Federal de Apelaciones. 

Coment� la nota