La casa de María Julia, sin ofertas

No hay postores, uno. No hay postores, dos. No hay postores, tres. El remate queda desierto." La martillera Luisa Diana Safdie Kattah lo dijo como si se tratara de cualquier remate. Al fin y al cabo, ese es su trabajo.
Pero no hubo caso. Ninguno de los 50 interesados presentes en la sala hizo oferta por el petit-hotel de María Julia Alsogaray.

Todo duró menos de diez minutos. "Escucho ofertas", dijo la martillera de entrada. Ante el silencio de la sala, insistió: "Realmente esta es una oportunidad. Merece que haya ofertas". Pero nadie se inmutó. Los interesados quizá especulen con una baja del precio base del remate, fijado para ayer en 3.584.000 pesos.

El Tribunal Oral Federal 4, el mismo que hace cinco años condenó a Alsogaray por enriquecimiento ilícito, fijará hoy una nueva fecha de remate. Seguramente sea durante noviembre y con un precio-base un poco más bajo. La ex polifuncionaria menemista debe pagar una multa de 3,1 millones de pesos. La plata saldrá del remate.

Fuentes judiciales recordaron que en este caso el tribunal no se rige con el Código Civil, que para estas situaciones prevé un nuevo remate --con una rebaja del 25% en el precio base-- y en caso de que no haya ofertas, hacer la subasta sin precio base

Comentá la nota