La Casa del Mar, un lugar para conocer y disfrutar de nuestra naturaleza

No hay dudas que Mar del Plata lo tiene todo. Entre otras tantas cosas cuenta con la Casa del Mar , un hermoso Parque Natural desarrollado por la Asociación Ecológica Arbolar en la "Villa García Uriburu", y que se ubica lindante al Parque Camet.
Marplatenses y turistas que la visitan los fines de semana pueden disfrutar de un ambiente campestre con frondosa arboleda y en contacto con animales de granja, distribuídos en 4 hectáreas cubiertas por una frondosa arboleda.

La recorrida por el lugar, y la invitación a una mateada o el café con exquisitas tortas, es la cita obligada en estos tiempos pre primaverales de aquellos que se llegan al lugar y que lo disfrutan a lo grande en un parque espectacular.

La Casa del Mar se trata de un emprendimiento para todas las edades donde podrá encontrar: Un vivero con producción propia. Cabaña de artesanías y de productos regionales. Laguna con fauna y vegetación. Estanque de peces. Juegos para niños. Corrales de aves, de ovejas, cabras y ponis. Cancha de football. Senderos arbolados. Lombricultura. Apicultura, entre otras tantas cosas.

La casa, que perteneció a la familia de García Uriburu, ofrece además otras opciones gastronómicas, como esquisitos tes o cafés con tortas caseras y sencillos menúes.

Ahondando en su historia de vida, la Casa del Mar fue construída allá por 1930 y en esos tiempos la ciudad llegaba hasta la Avenida Constitución; el Parque Camet y el arroyo "Tapera" significaban toda una excursión. En días de lluvia se llegaba a la Casa a caballo, por un camino que pasaba a 200 mts. mar adentro del actual (el mar lo erosionó), el agua se extraía por molino y bomba manual (aún existentes), la cocina y calefacción eran la leña.

La frondosa vegetación, casi única sobre la costa, demuestra el cariño hacia la naturaleza y como es posible forestar cerca del mar.

La familia estaba constituida por 9 hijos y el mayor de ellos Nicolás (1937 - arquitecto) desarrolló su inclinación hacia el arte (lo considera una manifestación ética y estética) y hacia la preservación de la naturaleza. Sus obras han sido expuestas en varios países obteniendo numerosos premios.

También recordamos sus manifestaciones en defensa de la ecología tiñendo distintas aguas, ríos y puertos y sus numerosas plantaciones que superan el millón de árboles.

Sin duda, un lugar que si aún no conoce, no puede dejar de visitar. Las puertas se abren en horas del mediodía los sábados, domingos y feriados; y si tiene hijos de pequeña edad, no dude en visitar la Casa, ellos se lo van a agradecer y disfrutaran a lo grande de uno de los lugares mas bellos de Mar del Plata

Comentá la nota