La Casa de Gobierno es un hervidero de rumores.

La Casa de Gobierno es un hervidero de rumores.
Las versiones en torno de cómo se estructurará la lista de candidatos del oficialismo para las elecciones de diputados y de senadores fueron ayer de despacho en despacho en la Casa de Gobierno. El adelantamiento de los comicios para el 28 de junio parece inminente y eso potencia la ansiedad de los alperovichistas.
La obligación de postular dos mujeres en la nómina de aspirantes a la Cámara Baja, para cumplir con el cupo femenino -tal como lo adelantó ayer LA GACETA- hizo cambiar los planes originales y determina, en principio, que el secretario de Trabajo, Roberto Jiménez, quede fuera de carrera.

Sin embargo, nada está cerrado aún y no faltan los que aseguran que, en todo caso, lo que peligra es la reelección de Juan Salim. A la par, ayer se insistía en el nombre de una legisladora, esposa de un intendente, como nueva candidata.

El gobernador viajó a Buenos Aires y en su ausencia arreciaron las versiones que posicionan a dirigentes cercanos a la primera dama, Beatriz Rojkés, para cargos titulares y suplentes.

A la vez, en los pasillos oficiales relativizan la postulación de Jorge Gassenbauer como senador titular en segundo término, y hasta ponen en duda que José Alperovich se presente como senador suplente.

Comentá la nota