Casa por casa se intensificó la fumigación en Charata

Luego de dos días en los que la fumigación casa por casa estuvo paralizada, ayer se retomaron los operativos domiciliarios y hoy se lograría finalizar con toda la ciudad. Así, podría iniciarse una segunda ronda de rociado, según las indicaciones que ahora emitirá la Comisión Operativa de apoyo al Comité de Crisis local, integrada por expertos en el tema. En tanto, hoy fumigan nuevamente las escuelas.
Mientras el calor no da tregua y la cantidad de enfermos infectados con dengue no decrece, continuaron ayer los operativos de fumigación en Charata. Operarios municipales con mochilas y motofumigadoras retomaron los trabajos en un perímetro comprendido, por la mañana, entre las avenidas Belgrano hasta ruta 89, desde Pringles hasta Güemes; y por la tarde, desde la ruta 89 hacia la zona del club de Caza y Pesca.

En la tarde del jueves, y luego de dos días sin stock de insecticidas, llegó a Charata un envío del gobierno provincial con 520 litros de veneno. En tanto se esperaba una nueva partida para continuar con los trabajos aún durante el fin de semana.

Para hoy, en tanto, está prevista una nueva rueda de fumigación en todas las escuelas de Charata. También, en la tarde del sábado, continuarán las tareas por los barrios Municipal, Ulm, Mocoví y otros de los alrededores, hasta terminar los ciclos y completar la ciudad. Uno de los problemas que se presenta de manera recurrente es la falta de veneno en determinados lugares donde se localizan los operativos.

Es que los fumigadores son dejados en el sector de la ciudad asignado para la tarea y las camionetas y camiones que actúan como logística demoran bastante en abastecer a cada grupo de personas. Con eso, se paralizan durante algunos minutos los trabajos de rociado casa por casa. También algunos vecinos reclamaron por la falta de organización del operativo, y otros tantos siguen poniendo algunas trabas al ingreso del personal a sus viviendas.

En el trabajo que se realiza casa por casa, además del personal municipal que maneja los fumigadores, otras personas efectúan un censo de las familias para registrar pacientes febriles y también para dejar constancia de la realización del rociado domiciliario.

Agua potable para un barrio

En el club Juventud Unida, dirigentes entregaron agua potable mineralizada, a razón de 20 litros por familia. Se trata de un tanque de 500 litros de agua purificada y mineralizada con un sistema especial, destinado a abastecer al populoso barrio Juventud. Diego Lencinas, integrante de la directiva, explicó que la iniciativa surgió de un socio del club, que aportó una idea novedosa sobre purificación de agua. "El agua de pozo pasa por un proceso que la hace apta para el consumo humano y nosotros la entregamos a la gente de manera gratuita", subrayó.

La entrega de agua sólo para familias del barrio Juventud se realiza de 8 a 11 y desde las 18, todos los días en las instalaciones del club.

Comentá la nota