Carvajal destacó la "madurez" de los bloques que acompañaron el presupuesto

El edil oficialista de Brown valoró el fuerte respaldo con que se aprobó el cálculo de recursos para el año próximo y consideró que el apoyo de los concejales opositores se debe a su "madurez política".
Además, defendió la renovación de las facultades delegadas para el Intendente y justificó las modificaciones realizadas en la ordenanza fiscal y tarifaria. "Se trata de una readecuación necesaria para continuar con los servicios", aseguró.

El concejal del bloque del Frente para la Victoria-PJ de Almirante Brown Carlos Carvajal subrayó ayer la importancia de la aprobación por amplia mayoría del presupuesto municipal para 2010 y destacó la "madurez política" de los sectores de la oposición que se plegaron a la iniciativa impulsada desde el Departamento Ejecutivo.

Según consideró el edil en diálogo con Info Región, el consenso generado en torno al proyecto se debió a que "no tenía aristas que pudieran ser criticadas" y "un orden" que restó "las posibilidades de rechazarlo" por parte de los demás espacios.

"Cuando nos tocó ser oposición también hacíamos cuestionamientos puntuales pero en general hay que votar todos los presupuestos porque son el concepto y el criterio político que propone el gobierno para manejar los destinos de la Intendencia", apuntó.

En esta línea valoró la decisión de la macrista Miriam Niveyro y las justicialistas Eva Calderón y Adriana Reja de acompañar el cálculo y sostuvo que su conducta fue un gesto "positivo".

"Es importante que más allá de cualquier posicionamiento entendieran que junto a la tarifaria son dos herramientas fundamentales para el Intendente y que salvo que haya errores muy groseros o temas que pueden ser demasiados cuestionables, hay que darle la posibilidad de que lleve adelante el camino que se prevé durante el año próximo", completó.

La proyección de erogaciones de la administración de Darío Giustozzi para 2010 asciende a los 256.456.700 pesos. Entre otros aumentos, establece uno del 26 por ciento en la partida destinada a Salud y uno del 27 en Acción Social.

Además, contempla una mejora salarial promedio del 15 por ciento para todos los trabajadores que dependen de la orbita municipal, incluidos funcionarios y concejales, y un incremento de casi el 30 por ciento en los fondos destinados al pago del servicio de recolección de residuos.

No obstante, el punto más cuestionado y rechazado por toda la oposición fue la renovación de las facultades especiales, que le da al Ejecutivo por tercer año consecutivo la potestad para reasignar, mover y crear partidas presupuestarias sin necesidad de refrendar sus decisiones en el Concejo Deliberante.

Sobre este punto, Carvajal recordó que el uso de estas atribuciones "fue un invento de la anterior administración" de Manuel Rodríguez y reconoció que la actual gestión las reactualiza porque también las considera como "una herramienta útil".

"Es una critica permanente que se hace desde la oposición pero la realidad es que una vez que se pasa a ser oficialismo se utiliza porque es una herramienta importante para poder agilizar los trámites de cambios de partidas y dinero que esta previsto para determinada situación y deben utilizarse para otras prioridades", señaló.

Por último, el edil minimizó las modificaciones en la ordenanza fiscal y tarifaria y aseguró que las subas en las tasas de Servicios Generales promedios del 12 por ciento no pueden ser calificadas como "un tarifazo" sino como una serie de cambios "lógicos".

"Se trata de una readecuación necesaria para continuar con los servicios que tiene en cuenta las previsiones de incrementos en los costos", finalizó.

Comentá la nota