La cartera educativa realizó un balance del retorno a las aulas

El director de Educación, Mario Oporto, consultado sobre el nivel de presentismo luego de la suspensión de clases señaló que "ayer llegó al 96 %", y agregó que a partir de esa experiencia "se pudo hacer un buen balance de los trabajos hechos en las casas y una mayor participación de los padres en la tarea para el hogar".
Luego de la vuelta a clases, que en nuestra ciudad y la zona se desarrolló con total normalidad, en la tarde de ayer y luego de recibir los informes de las regiones que componen la provincia de Buenos Aires, la cartera educativa anunció en conferencia de prensa su conformidad con las acciones que se concretaron antes, durante y después de las medidas aplicadas para frenar e evitar posibles contagios de la gripe A.

La confirmación llegó de parte del director General de Cultura y Educación provincial que se reunió con los 25 inspectores jefes regionales (el territorio provincial está dividido en ese número de regiones educativas) para analizar aspectos del reinicio de la actividad escolar, el pasado lunes.

Al respecto, Oporto explicó que en ese encuentro "se hizo una comparación del presentismo entre el día 3 y el día 5 (de agosto pasados) y una fecha al azar, que resultó el 20 de abril, un día normal que no estuvo afectado por problemas meteorológicos, ni conflictos, ni nada. Comparamos esos tres días a fin de ver cómo evoluciona la matrícula y la verdad es que estamos en una situación normal".

Consultado precisamente sobre el nivel del presentismo luego de la suspensión de clases por la gripe A H1N1, empalmada con el receso invernal, Oporto señaló que "ayer llegó al 96 por ciento", y agregó que a partir de esa experiencia "se pudo hacer un buen balance de los trabajos hechos en las casas y una mayor participación de los padres en la tarea para el hogar".

Prevenir el dengue

"Nosotros ponemos el sistema escolar a disposición del área de Salud y, a la vez, necesitamos del área de Salud", dijo en las últimas horas el director General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Mario Oporto, al firmar junto al ministro de Salud, Claudio Zin, un acuerdo para la entrega de quince mil biolarvicidas por parte de la cartera sanitaria, que serán utilizados en los edificios escolares para combatir el dengue, en el marco del programa de lucha contra esa enfermedad que lleva adelante el Gobierno provincial. La firma del acta y entrega se llevó a cabo en la sede del Hospital Zonal de Crónicos de El Dique, en el partido de Ensenada, donde ambos funcionarios compartieron una conferencia ante un auditorio integrado por inspectores jefes y docentes del sistema educativo, que tuvo como eje la prevención del dengue en la sociedad a partir de la escuela.

En ese sentido, Oporto subrayó: "De este modo, afirmamos la política de la escuela como promotora de la salud y la responsabilidad del Estado de cuidar a los alumnos y docentes que concurren a las escuelas, con la limpieza, la desinfección, el cuidado de los tanques, el agua y otros elementos que sirven para la prevención". Los quince biolarvicidas que se distribuirán en las escuelas se colocarán en cisternas o tanques de agua y, de esa manera, se eliminarán las larvas del mosquito Aedes aegypti sin afectar la salud de los consumidores.

"Prevenir sobre el dengue es un paso adelante. Ya tuvimos una muy buena experiencia a principio de este año y el año pasado, y ahora la vamos a profundizar", agregó el titular de la cartera educativa.

"Hoy estamos entregando biolarvicidas para que las escuelas y la gente de Educación que necesite preservar agua en grandes recipientes, le agregue este biolarvicida en las dosis indicadas para evitar que aparezca el mosquito del dengue", explicó el ministro de Salud provincial. La distribución de estos productos forma parte de un plan integral de acciones para prevenir un nuevo brote de la enfermedad cuando comience el clima cálido y húmedo, que permite el desarrollo del mosquito vector.

Educación Agraria

En el Día de la Enseñanza Agropecuaria, se llevó a cabo el pasado jueves en la sede central de la Dirección General de Cultura y Educación, una jornada de conferencias bajo el lema "Educación Agraria, un modelo socioproductivo".

La apertura del evento estuvo a cargo del titular de la Dirección de Educación Agraria de la cartera educativa, Ricardo Peters, quien presentó al panel de conferencistas conformado por Jorge Fangio, Hugo Krüger y Ricardo Thornton. Fangio brindó una "Reseña sobre la actualidad agropecuaria, según la mirada del Inta Programa de Gestión Regional de Innovación Tecnológica"; Krüger disertó sobre "Sustentabilidad ambiental, económica y social. Inclusión en el perfil del egresado"; en tanto que Thornton participó con su exposición "El mercado de trabajo actual en el medio rural. Perfil del egresado en Educación Agraria».

Los tres conferencistas invitados se desempeñan como ingenieros agrónomos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta). Cabe destacar que esta actividad se enmarcó en el Programa "200 conferencias para 200 años", que la Dirección General de Cultura y Educación provincial impulsa de cara al Bicentenario de la Patria.

Con la celebración del Día de la Enseñanza Agropecuaria se recuerda la creación del primer Instituto Agronómico y Veterinario en el distrito de Lomas de Zamora, el 6 de agosto de 1883, aprobado dos años antes por Ley Nº 1.424 de la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires. De allí egresaron los primeros ingenieros agrónomos y veterinarios del país.

Hacia el siglo XVIII, los pocos veterinarios que había en el país eran extranjeros, estaban radicados en Buenos Aires y se dedicaban a atender sólo ganado equino. La primera Escuela de Veterinaria nació en el siglo posterior, para acompañar el desarrollo de la industria ganadera y el fortalecimiento de la industria frigorífica, que derivó en una mayor demanda de veterinarios que controlaran sanitariamente a los reproductores.

Comentá la nota