Carteles: sancionarán a empresas infractoras

Los dos megacarteles que cayeron con la tormenta del sábado eran ilegales. Lo confirmó Martín Constanzo, subdirector de Medios de la Ciudad. La Justicia de Faltas impondrá multas que pueden llegar a los 20 mil pesos. Emplazarán a empresas y anunciantes para que retiren carteles ilegales que ponen en peligro la seguridad de los ciudadanos.
La Municipalidad de Córdoba confirmó que los dos megacarteles que cayeron con la tormenta del sábado en la ciudad, no contaban con ningún tipo de autorización: eran ilegales. Según señaló Martín Constanzo, subdirector de Medios de la Municipalidad, "el megacartel de la zona de El Tropezón pertenece a la empresa Leo Vía Pública (Leonardo Rennella) y fue emplazado ilegalmente en una plazoleta, algo que está expresamente prohibido por la ordenanza que regula la actividad. El otro cartel monocolumna ubicado sobre avenida Núñez, perteneciente a Ayi Publicidad, que también se cayó, había tramitado la habilitación pero se rechazó porque no se ajustaba a lo previsto en la norma vigente", precisó.

Constanzo admitió que los megacarteles siniestrados, que sólo por fortuna no provocaron daños ni víctimas personales, son sólo dos ejemplos de los centenares de carteles publicitarios ilegales instalados en la ciudad. Respecto de las sanciones a las empresas infractoras, Constanzo anticipó que la Justicia Municipal de Faltas determinará el monto de las multas que van de los 500 a los 10 mil pesos, duplicándose este último monto para el caso del cartel instalado ilegalmente en una plazoleta frente a la parroquia Don Bosco.

El funcionario de Giacomino admitió atrasos en los controles por parte de la Municipalidad, pero aseguró que está tomada la decisión política de terminar con la evasión y la informalidad.

Según señaló el subdirector de Medios, el caso de violación más flagrante a la ordenanza vigente por parte de Leo Vía Pública, empresa que instaló el cartel en una plazoleta, podría justificar la decisión municipal de revocar a esa compañía la autorización para seguir operando. "Se trata de una falta gravísima que confirma la evasión por parte de la empresa además de poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos", señaló Constanzo, quien además puntualizó que será Asesoría Letrada la que deberá determinar si se avanza o no con la suspensión o revocatoria del permiso para seguir operando.

La próxima tormenta

Los siniestros del día sábado pusieron en alerta a los funcionarios municipales. Hasta el momento la informalidad e ilegalidad en la instalación de megacarteles en la vía pública había sido analizada sólo por el perjuicio que la evasión impositiva provocaba a la ciudad. Con los ejemplos del fin de semana quedó claro para los funcionarios del área competente que de haberse desatado una tragedia con víctimas personales, hubieran tenido que dar explicaciones a la Justicia. En la Municipalidad nadie hubiera podido explicar cómo es que en la ciudad hay centenares de carteles ilegales, incluidos los de las plazas públicas, sin que se haya encarado una campaña seria y responsable para terminar con un riesgo para todos los ciudadanos. Es evidente que si en la ciudad proliferan los carteles ilegales es porque hasta el momento alguien venía mirando para otro lado, mientras algunos "vivos" hacían grandes negocios. ¿O habrá que esperar que haya una víctima para que se fiscalice como corresponde? Hasta el momento, y sólo por casualidad, no pasó, pero si por desgracia en algún momento se produce una tragedia, los funcionarios responsables de remediar la situación no podrán argumentar que desconocían la situación. Tampoco podrán hacerse los distraídos los anunciantes y las compañías de carteles que escudadas en la ilegalidad ponen en riesgo la seguridad de todos.

Comentá la nota