Cartas de Lectores Iturregui, en defensa del Hospital público

Mi motivo es manifestar la calidad de seres humanos que tienen los médicos Darío Lamberto y Germán Caputo dedicados totalmente a lo que es su pasión, la medicina, en este caso, la traumatología, los huesos del ser humano, asimismo el resto del personal que atiende con respeto, como corresponde, sin tener en cuenta la clase social de los pacientes. Los médicos aplican su sabiduría teniendo como prioridad mejorar la calidad de vida del paciente.

Con respecto al comentario de las prótesis, creo que el sistema de trabajo que desarrollan estos médicos a alguien le molesta por distintos motivos. Envidia que en el hospital público atiendan médicos de la calidad de éstos. Políticamente no todos están de acuerdo en que tengamos, gracias a Dios, un Hospital de primera calidad, para atención de todas las clases sociales; jubilados, trabajadores, desocupados, clase media, empresarios. El Hospital de pobres se terminó en Olavarría, hoy tenemos el Hospital para todos sin distinción de clases sociales.

Los olavarrienses tenemos que defender el Hospital público que tenemos, desde sus médicos y el personal en general, y cuando surge algún problema asesorarse y reclamar ante quien corresponda, con mucho orgullo podemos decir que por Traumatología pasan vecinos de Olavarría y de distintos puntos de la Provincia porque los médicos son reconocidos por su atención y dedicación.

En esta Argentina enferma, donde muchas veces ser diferente es malo, decir la verdad pareciera un delito, qué inteligencia y sabiduría tenía Discépolo, cuando hace más de 50 años escribió "Cambalache", en su tango anunciaba la actualidad.

Quiero expresar que en nuestra ciudad son muchos los que tienen este pensamiento respecto de los médicos y personal de ese sector, que están dispuestos a defender a los médicos mencionados ante cualquier intento de perjudicar la atención del Hospital público, el Hospital de todos.

Comentá la nota