Carta a los legisladores provinciales La ordenanza local es más dura que la ley

Los jóvenes de ALIAR enviaron a los legisladores bonaerenses una carta en repudio a la sancion de la "Mala" Ley Provincial, que es más flexible que la ordenanza que se aplicará en Olavarría desde la semana que viene.
La ley sancionada permitirá que bares, restoranes, hoteles, y otros lugares públicos, que no superen los 400 metros cuadrados de superficie tengan áreas para fumar. Obligará a que se pongan carteles, tabiques y sistemas de ventilación para eliminar el humo. En espacios mayores de 400 metros cuadrados, como los bingos, se podrá fumar sin restricción alguna. El texto es el siguiente:

"Señores Legisladores de la Provincia de Buenos Aires, elegidos por el pueblo para defender sus intereses y no los de la industria tabacalera: Es inadmisible que una ley anti - tabaco permita que se habiliten sectores para fumadores. Este tipo de sanciones alientan al incumplimiento de la ley y perjudican severamente la salud de usuarios y trabajadores.

El humo de tabaco ajeno contiene más de 4.000 sustancias tóxicas, entre las cuales hay al menos 50 cancerígenos, lo que lo transforma en un arma que mata lentamente. El tabaquismo activo y pasivo es el factor de riesgo cardiovascular y de enfermedades crónicas más sencillo de controlar, pero para esto se necesita de la buena voluntad y el compromiso de los sistemas de salud y de Ustedes, nuestros representantes. Los hospitales de la Provincia están desbordados de pacientes tabaquistas con infartos, accidentes cerebro vasculares, neumonías a repetición, cánceres de pulmón, boca, esófago, páncreas, riñón, vejiga, próstata y mama, entre muchas otras enfermedades severas.

Una ley anti - tabaco puede significar mejorar la calidad de vida de una población, reducir dramáticamente el número de muertes evitables y los costos en salud, pero para esto las reglas deben ser claras y defender únicamente los intereses y la salud de la población. La única posibilidad que existe para proteger la salud de todos es implementar ambientes 100% libres de humo. De otra manera, es imposible que el aire contaminado no difunda de un sector a otro y la mayor concentración de humo en los sectores para fumadores perjudica no sólo a los clientes, sino también y sobretodo, a los trabajadores.

Los artefactos de ventilación y purificación de aire son totalmente ineficaces y este es un hecho reconocido por los propios fabricantes. Además, se pierde la posibilidad de ayudar a la población fumadora a abandonar la adicción: está demostrado que los ambientes 100% libres de humo de tabaco incrementan la probabilidad de abandono y reducen el consumo diario de cigarrillos en un 30%.

Es conocido que la industria tabacalera, a través de programas como Convivencia en Armonía, despliega importantes esfuerzos para evitar la sanción de leyes de ambientes 100% libres de humo. Cuando ya no puede evitar su aprobación, intenta debilitarla proponiendo la creación de áreas para fumar y cuando ya la ley ha sido sancionada exitosamente, intenta generar contraproyectos, derogaciones o vetos.

Por esta razón, los integrantes de Aliar Jóvenes, red de organizaciones de jóvenes de todo el país que aboga por los Ambientes Libres de Humo 100% y por disminuir la manipulación constante de la industria tabacalera, consideramos que una ley provincial anti - tabaco que no sea 100% libre de humo es un paso en falso en nuestra lucha diaria a favor de una mejor calidad de vida para todos y significa un retroceso en materia de salud pública. Con estas falsas soluciones, la única beneficiada es la industria tabacalera, que día a día despliega y fortalece sus estrategias para captar nuevos clientes, cada vez más jóvenes, perjudicando a aquellos a quienes ustedes, Señores Legisladores, deberían proteger.

Comentá la nota