Carta en camino a EE.UU.

Carta en camino a EE.UU.
El equipo económico está terminando de redactar las aclaraciones que pidió el organismo regulador del mercado financiero de Estados Unidos para avanzar con la reestructuración de la deuda. "Todo marcha dentro de lo previsto", afirmaron.
El equipo técnico de Economía que prepara el canje de deuda presentará el fin de semana las aclaraciones a los comentarios que hizo la SEC (órgano regulador del mercado financiero estadounidense) sobre la propuesta, que el Gobierno le había enviado a fines de diciembre. El secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, sostuvo a este diario que se trata de una formalidad y que los plazos para la reapertura del canje se están cumpliendo. Según explicó, la aprobación de la SEC es condición para continuar con el proceso, ya que los títulos públicos a emitirse tienen jurisdicción legal internacional. También faltan las contestaciones de los reguladores europeos, pero habitualmente éstos se acoplan a la decisión de la entidad norteamericana.

La rápida respuesta de la SEC sorprendió a Economía, ya que los funcionarios especulaban con aprovechar un posible retraso para mejorar el contexto del mercado de bonos. No obstante, Lorenzino aseguró que las condiciones actuales todavía permiten un buen grado de aceptación del canje. En tanto, diputados y legisladores de Proyecto Sur presentarán hoy ante la Justicia una medida cautelar para suspender el canje. Pino Solanas y Victoria Donda, entre otros, plantearán que la medida es inconstitucional, lo mismo que la última prórroga de la emergencia económica.

"Estamos trabajando a toda máquina para enviar la contestación a la SEC lo antes posible, con las aclaraciones que solicitó", indicó uno de los colaboradores de Lorenzino. "No sucedió nada que haya alterado o atrasado los planes. No recibimos cuestionamientos, a mí me gusta más decir que fueron comentarios", aseguró el secretario de Finanzas. Según recordó, durante el canje de 2005 "hubo tres o cuatro" intercambios de información.

De todos modos, el funcionario se manifestó confiado en que éste no sea el caso y la Comisión de Valores estadounidense dé por cerrada la propuesta a partir de las aclaraciones que enviará Finanzas hacia el fin de semana. Una vez remitidos los comentarios, la SEC los analizará y los aprobará o solicitará aclaraciones adicionales. "El pedido de comentarios se mantiene dentro de los estándares habituales", reiteró Lorenzino a Página/12. La respuesta del regulador podría llegar en una semana, de acuerdo a lo que estiman en Economía.

El secretario aseguró estar "contento" por recibir los comentarios de la SEC en los tiempos "esperados". "Podría haber sido más adelante, por lo que nos permite avanzar en los tiempos que teníamos previstos", aseguró el funcionario. De hecho, en Economía –tal como reconoció el ministro Amado Boudou– se especulaba con que la comisión reguladora demoraría más del plazo establecido y ese tiempo adicional sería aprovechado para equilibrar los precios de los bonos que fueron duramente castigados por los ventas de los fondos buitre. Al respecto, Lorenzino aseguró que la velocidad en la respuesta de la SEC "lejos de ser una complicación, favorece la operación". "Cuando estemos listos para lanzar la oferta, evaluaremos el contexto en ese momento. Si hoy estuviera todo listo para reabrir el canje, lo haríamos sin problemas y con un buen nivel de adhesión."

Lorenzino destacó la recuperación de los precios de los títulos públicos en los últimos días. "Eso demuestra que el mercado entiende que el canje va bien", dijo. "La situación que se transmite es que es algo que la Argentina tiene que hacer y ven como muy positivo la decisión del Gobierno de avanzar", agregó, de acuerdo con las impresiones recibidas en las rondas de consulta que mantuvo con holdouts de Estados Unidos y Europa.

Los bonos lograron recuperarse luego del castigo de la semana pasada. No obstante, ayer sufrieron una leve toma de ganancias, producto de la caída del mercado neoyorquino. Los papeles de deuda local se acoplaron al desempeño negativo del MerVal, que se retrajo 1,5 por ciento. Entre las emisiones más representativas, el Descuento en pesos retrocedió 1,1 por ciento y el Par hizo lo propio con una baja de 1,3 por ciento, mientras que el cupón del PIB avanzó 1,5 por ciento. Se trata de bonos que integran el paquete que ofertará el Gobierno en el canje.

Comentá la nota