Carrió tildó de "dictador" a Kirchner y cuestionó duro la gestión de Scioli

Marca registrada, la titular de la Coalición Cívica nacional Elisa Carrió, desparramó críticas con fuertes cuestionamientos al gobierno nacional y provincial en su paso por La Plata, y no dudó en calificar la administración Kirchner como “un gobierno de facto” porque –dijo- “si uno estuviera en una clase de ciencia política, yo tendría que decir es una dictadura porque el que manda, no es el que fue elegido presidente”, en clara referencia al rol del titular del PJ nacional y ex presidente, Néstor Kirchner.
“El que manda, está afuera del poder, y es Néstor Kirchner. Entonces, este es un gobierno de hecho, es un gobierno de facto; así se lo llamaría en una clase de ciencia política”, disparó Carrió al hacer un balance de la gestión nacional durante el año que termina.

Lejos de agotar sus críticas en la Casa Rosada, la ex diputada chaqueña le apuntó a la administración provincial de Daniel Scioli, al asegurar que “la provincia de Buenos Aires, quizá sea el corazón de la injusticia del país, injusticia de cómo se portaron en el interior con el campo, básicamente llevando a fundirse y a quebrarse” a muchos productores.

“Por otro lado –continuó- la injusticia más notoria del Conurbano bonaerense, donde reinan la droga; la corrupción; el abandono de la niñez, el abuso sexual”. Y se preguntó: “¿i esto sucede en la Provincia más rica del país, se imaginen lo que es el Norte?”.

Carrió, criticó fuertemente además al gobierno provincial a quién le reprochó “que le va a entregar a Cristóbal López parte del juego en la Provincia” y remarcó la decisión refrendada por la Legislatura en trámite polémico, de “entregar la concesión del puerto por 60 días, sin licitación”, en referencia al decreto que dispuso en ese sentido en relación al puerto de La Plata.

ACUERDO CON JULIO COBOS

Pese a los rumores de una evidente molestia por el diálogo que entabló su referente provincial, Margarita Stolbizer, con parte del cobismo para consensuar un acuerdo electoral de cara al 2009, la titular de la Coalición Cívica no descartó esa posibilidad al asegurar que “los límites –para las alianzas- son la corrupción”.

“La Coalición Cívica ha decidido, en el orden nacional y provincial, tener la máxima flexibilidad para reunir a los argentinos en el futuro: los límites son la corrupción, por eso nos negamos a firmar una solicitada contra el blanqueo de capitales con quienes blanquean. No podemos llegar a Rodríguez Saa; Juan Carlos Romero o (Eduardo) Duhalde, porque todo tienen un límite, pero en el marco de lo ‘no corrupto’ son buenas las conversaciones”, aseguró Carrió.

De esa manera se refirió a las reuniones que encabeza Stolbizer con el cobismo, aunque aclaró, taxativa, que –por ahora- ese tipo de encuentros “no significan acuerdos”.

Consultada si esos dichos significaban “un sí a Cobos”, Carrió sostuvo que “no”, y dijo que, por lo pronto, “es un aval a conversaciones con intendentes”.

“Hoy Cobos es vicepresidente de la Nación, y mientras sea vicepresidente de Cristina Kirchner está en una situación de entrampamiento fenomenal. Nosotros confiamos en nuestros dirigentes que hablan con otros dirigentes porque sabemos porque sabemos cuáles son los principios de los cuales no nos podemos apartar”, concluyó.

Comentá la nota