Carrió sigue su campaña en las villas: ayer visitó La Cava

Busca ensanchar la base social de la Coalición Cívica en territorio peronista.
Tomkinson y Alvarado, a unos cien metros de la entrada a La Cava, el barrio enclavado en San Isidro desde hace más de 40 años. Cuatro gendarmes con escopetas y chalecos anti bala, vigilan el acceso. A metros, unos chicos juegan al fútbol. Un grupo de familias humildes miran con timidez a Elisa Carrió, quien junto a Alfonso Prat Gay, baja de un auto. La reconocen. "Vengan, no tengan miedo. No me hagan caminar porque tengo un ataque de hígado feroz", los invita Carrió. Todos se acercan a darle un beso.

Ayer fue La Cava, el martes pasado la Villa 19 (en la Capital Federal), días atrás Quilmes y San Miguel. "La Coalición Cívica, si quiere gobernar, debe ensanchar su base social. En estos encuentros con vecinos aprendemos mucho", dice Margarita Stolbizer, cuyo nombre, seguramente, encabezará en la provincia de Buenos Aires, la lista de candidatos a diputados nacionales de la Coalición. Ella, junto a Prat Gay (que irá al frente de la boleta en el distrito porteño) vienen siendo los laderos de Carrió en estas incursiones barriales.

Unos 50 vecinos de San Isidro, la mayoría integrantes de organizaciones sociales, se reunieron en el comedor de una escuela, con los visitantes. "Les dejo una carpeta con todo el informe. solo les pido que me contesten si están o no de acuerdo. Le dimos carpetas a muchos políticos y ninguno nos respondió", dijo Tolentino Domínguez, dirigente barrial que viene denunciando las demoras en el Plan Federal de Vivienda.

Pablo, un joven de La Cava, también habló: "Meses atrás dijeron que esto era un antro de delincuentes. Pusieron gendarmes pero nadie del gobierno investiga quién distribuye la droga, ni los contactos de la policía con los delincuentes". Ayer, Stolbizer pidió la renuncia del ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, por el caso Bergara (episodio que involucra a policías).

En la Coalición Cívica existe el convencimiento de que en las grandes ciudades, existe un electorado muy permeable al discurso de Carrió. Lo mismo en las pequeñas ciudades del interior, a raiz del conflicto entre el gobierno y el campo. De ahí que se haya diseñado ahora la estrategia de recorrer barriadas pobres del conurbano, donde históricamente el peronismo impuso su peso electoral.

Simultáneamente, la Coalición Cívica avanza en un acuerdo con la UCR (este sábado Carrió se reunirá en Mar del Plata con el radical Gerardo Morales). En la provincia, Stolbizer es una pieza clave en la alianza con la UCR. "Con Marga coincidimos en fijar los mismos límites para estos acuerdos", dijo Carrió. La referencia fue al radical bonaerense Lepoldo Moreau.

Comentá la nota