Carrió respaldó a Cobos y están más cerca de aliarse

"Kirchner salió de la madriguera desesperado a pegarnos", dijo Elisa Carrió a la hora del desayuno frente a unos 100 ejecutivos de finanzas que fueron a oír su disertación en el IAEF. El uso del plural dibujó un interrogante. ¿Hablaba de Julio Cobos? Sí, hablaba del Vicepresidente.
Kirchner lo hizo: unas horas más tarde del aluvión de críticas que le destinó al mendocino, la líder de la Coalición Cívica tuvo -por primera vez después desde el voto no positivo- palabras conciliadoras hacia el radical.

"Le doy mi solidaridad a Cobos por los ataques que recibió. Kirchner muestra rasgos de un irracional desequilibrado. Cobos es el vicepresidente y tiene que terminar el mandato porque tiene una legitimidad importante", apuntó Carrió a este diario minutos después de la charla.

-¿Es posible un acercamiento suyo con Cobos?

-Dejalo ahí. No hagamos de esto una novela venezolana.

El respaldo al vice de Cristina en medio de la embestida del kirchnerismo se puede leer como un paso adelante en el rearmado opositor. Y confirma que, pese a que lo sigue considerando un adversario (la chaqueña trabaja para ser la única carta de la oposición con posibilidades de pelear las presidenciales en 2011), está dispuesta a oír las voces de su fuerza, que le reclaman señales hacia el cobismo.

En la charla que brindó junto con Ricardo López Murphy en el IAEF dijo que la verán "más flexible" en términos de alianzas y acotó que "estamos construyendo otra Argentina".

Al efectuar un repaso del tablero de la Coalición Cívica, el radicalismo y el Partido Socialista en los principales distritos, anunció que en Mendoza irán en sociedad con Cleto: "Nuestro candidato a senador será Ernesto Sanz y también será apoyado por Cobos". La información no es nueva. Pero sí es una novedad la promoción en boca de Carrió.

La movida corre por el mismo camino que transita Margarita Stolbizer, la referente de la Coalición Cívica en la provincia de Buenos Aires. La semana pasada la radical visitó a Cobos en su despacho del Senado y selló un acuerdo con el cobismo bonaerense que componen varios intendentes de la UCR. "Lilita tuvo que aceptar el vínculo porque Margarita no le dio otra opción", dicen los operadores de la candidata a diputada.

Pero así como acepta que algunos de los dirigentes de la Coalición tengan vuelo propio, Carrió no les da el gusto a aquellos que le piden que se muestre más moderada. Cuando se habla de Kirchner, le cambia la cara y dispara: "Kirchner fue corrupto y autoritario toda la vida. Y este es un Gobierno de facto porque quien gobierna no fue legitimado por la sociedad. Es un actor que no fue elegido por el pueblo. Eso, en la facultad, se llama gobierno de facto".

Carrió se tomó en serio las críticas del ex presidente hacia Cobos, pero en cambió se refirió con ironía a los dardos que recibió ella por sus vacaciones en Punta del Este: "Yo el único agravio que no tolero es que digan que tomo sol en cama solar". Los ejecutivos de finanzas largaron una carcajada larga.

"Esto es muy divertido. Esta mujer va a terminar por convencerme", decía un hombre de prolijo traje azul que tomaba nota en una agenda electrónica. Carrió no dejaba de generar risas: "Kirchner está envidioso porque me prestan un cuarto para ir a Punta del Este de vacaciones. En Punta él no puede caminar".

Kirchner también había señalado que era la empleada del establishment. Carrió lanzó una nueva frase festiva: "El establishment me quiere ver intransigente. Entonces yo les cambio la táctica y me abrazo con todos, hasta con el estanciero", dijo en referencia al hoy peronista rebelde Felipe Solá. CC

Comentá la nota