Carrió: "La relación con el Lole será por mucho tiempo"

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, dijo ayer en Rosario que "la buena relación" que mantiene con el senador Carlos Reutemann la sostendrá "por mucho tiempo" y deslizó que se trata de un respeto mutuo que no necesita alimentarse del diálogo, que por otra parte "no lo hay", aclaró.
Carrió consideró que nadie en el Frente Progresista santafesino debería escandalizarse por ello. "Si Binner tiene tan buenas relaciones con la presidenta, ¿por qué yo no puedo tenerlas con el Lole?", respondió a los periodistas en una conferencia de prensa previo a su visita a Expoagro, en Theobald.

   "Estamos en el Frente Progresista y en octubre vamos a sostener a (Rubén) Giustiniani" (probable rival de Reutemann en la carrera por la senaduría nacional), volvió a aclarar la dirigente.

   Semanas atrás, cuando Reutemann se apartó del kirchnerismo y habló para todos los medios desde un sanatorio de Rosario donde fue operado, declaró que Carrió le pareció siempre una "fighter" (luchadora, guerrera, en inglés) y por ello rescataba sus valores.

   Carrió, entre risas, añadió que "siempre me pareció lindísimo el Lole y en esto soy coherente. Un día lo vi a (Dante) Caputo y luego al Lole y dije: qué difícil que es permanecer en la Alianza".

   Tras la prueba de humor, Lilita miró a un costado y preguntó: "¿Estoy metiendo la pata, Javkin, que me mirás con cara de espanto?". Javkin, Pablo, es diputado provincial del Frente Progresista, en representación de la Coalición Cívica, y resultó casi siempre un joven negociador y con buena llegada al socialismo.

   Carrió lució ayer un vestido de hilo de estilo playero con flores pintadas. De ojotas doradas, se valió para el touch glamoroso de una bandolera de tipo hindú, de raso, con flores bordadas. El maquillaje resultó más tenue que otras veces, casi mate, y al color coral en sus labios lo reemplazó por un rosa natural. Otra vez, uñas a la francesita.

    El campo. Carrió opinó que el acuerdo firmado días entre los representantes de la Mesa de Enlace y el gobierno "es insuficiente para el campo, los pueblos y las industrias". Y dijo que no han hecho más que "operar de apendicitis a un enfermo de cáncer terminal".

   Con relación al halago del ex presidente Néstor Kirchner a "las patronales del campo" tras el acuerdo, Carrió aseguró que el titular del PJ conserva "una inmensa capacidad de daño".

   "Hay personas valiosas en la mesa de enlace, y (Mario) Llambías es una de ellas. No hay que ser funcional al gobierno, en esa no voy a entrar", dijo Carrió ante una pregunta filosa que le pedía opinión sobre otras conductas. Pero ante la insistencia de un cronista, la dirigente repondió: "De Angeli representa al campo".

   La fundadora del ARI dijo que el problema, en un inicio sectorial, se ha extendido y de no solucionarse "va a salir el pueblo a las rutas". "Estamos en tiempo de descuento", dijo luego de apuntar que se registró una "caída del 40 en la actividad comercial, se paralizó la industria metalmecánica y no se va a poder sembrar trigo".

   "Rosario y Santa Fe dependen del campo; ahora el problema es la gente", explicó Carrió tras señalar que para ella "el camino a la paz es el del Parlamento", ámbito donde deberían discutirse las retenciones.

   "Hay que disponer una rebaja sustancial a las retenciones a la soja, con un tope del 20 por ciento para los productores más grandes y bajando por segmentación según un proyecto del radicalismo. Y la eliminación total al trigo y maíz. Si fuera presidenta, a la soja las bajaría más, como shock de confianza", señaló.

   La dirigente admitió que una medida así "tiene un alto costo fiscal", pero que ella no haría más que ir "al Fondo Monetario Internacional a pedirle los 10.000 millones de dólares que le devolvimos y que luego tomamos de Venezuela a una tasa del 16 por ciento" anual.

   Carrió insistió en que la situación ha variado. "Si el año pasado la discusión fue por la renta de un sector, hoy se trata de la sobrevivencia de los argentinos", graficó.

Comentá la nota