Carrió, de regreso: "Yo no votaría a Cobos para presidente"

Carrió, de regreso: "Yo no votaría a Cobos para presidente"
Acaba de volver de sus vacaciones en Miami. Y afirma que el vicepresidente es un obstáculo para la estrategia opositora.
Elisa Carrió sabe que corren tiempos en los que son más los que la critican que los que la siguen viendo como una opción presidencial. Pero se ríe: "Vi que me estaban pegando mucho y dije: mejor me voy a ver a Mickey". Luce bronceada y descansada después de su viaje a Disney, aunque de ahí a que vuelva la Carrió combativa, sarcástica y por momentos intransigente sólo hay una pregunta de por medio.

¿Está al tanto de todas las críticas que recibió desde que se fue de vacaciones?

Hace dos años venía diciendo que la estrategia era nacional, que la estrategia era derrotar la hegemonía de los Kirchner. Íbamos a privilegiar eso aunque yo perdiera la Capital. La estrategia nacional fue victoriosa y yo pagué los costos. Los asumo.

¿Se terminó el proyecto Carrió 2011?

Hoy yo no soy candidata a presidenta y hoy no lidero la oposición. Lidero una fuerza política opositora en el marco de una posición plural. Cambió la realidad y yo la reconozco. A ver: nosotros fuimos la segunda fuerza en el 2007 y la sociedad pedía la derrota de la hegemonía de los Kirchner. Por eso hicimos un acuerdo con la tercera fuerza, que era el radicalismo. El objetivo fue nacional y cumplimos. El Acuerdo Cívico y Social ganó.

Pero usted no quedó bien posicionada para la presidencial...

No hice acuerdos para posicionarme, sino para disputar el poder y ganar. Otros eligieron el posicionamiento personal.

¿Habla de Cobos?

Hablo de Cobos, Macri, De Narváez... yo elegí otra opción.

Sí, pero Cobos fue parte del Acuerdo Cívico...

Cobos es el vicepresidente de Cristina Kirchner. Nosotros hicimos un acuerdo con la UCR.

¿No cree que Cobos se va a quedar con todo el apoyo del Acuerdo Cívico para su candidatura?

La situación de Cobos es difícil y priva de una estrategia a la oposición. Cuando uno es opositor y oficialista no puede tener una estrategia opositora clara. No es un problema nuestro. La Coalición Cívica se va a mantener en las conductas que tuvo en los últimos quince años. Tenemos enormes esperanzas de que el radicalismo de principios esté con nosotros.

¿Aceptaría resignar su candidatura para respaldar a un candidato que esté mejor?

Sí, pero tiene que respetar los principios y las conductas. Si yo soy candidata lo va a decidir el pueblo. No son los dirigentes los que eligen ser candidatos sino la sociedad los que preeligen los que pueden ser. El problema del país es más grave y es ahora. El problema es el gas y la luz, la droga, la inseguridad. Hoy es una obscenidad hablar de candidaturas futuras. Me retiro para no ser obscena.

¿Cómo definirá su futuro?

La Coalición Cívica está madura, va a ser un gran partido y tiene dirigentes extraordinarios. Yo voy a hacer lo que ellos digan.

¿Y si le piden que sea candidata a vicepresidenta?

Lo voy a aceptar. La condición es que no se violen los principios ni la causa.

¿Votaría a Cobos para presidente?

No, no lo votaría.

¿Y si se convierte en el candidato del Acuerdo Cívico?

Ya está. Ya contesté.

Mire si la eligen para vice de Cobos...

...

¿Aceptaría?

No.

¿La ve a Cristina más proclive a tomar decisiones sin tanta presencia de Kirchner?

Es el mismo período que pasó después de la crisis del campo. Kirchner se retira, gana tiempo e inventa el diálogo para volver a la estrategia del daño. En eso fue cómplice la oposición y lo vamos a pagar muy caro.

¿No es una contradicción rechazar el diálogo, como planteó su socia Stolbizer?

Respeto absolutamente la posición de Stolbizer y del GEN, que no es la opinión mayoritaria de la Coalición. Mi decisión personal fue no ir al diálogo. Nunca pedí el diálogo con Kirchner: yo los denuncié por ser una banda de ladrones. Nunca creí que se pudiera dialogar con Kirchner.

¿Su anuncio de militar en la provincia puede desembocar en una candidatura bonaerense?

No. Mi decisión es militar contra la pobreza, contra la droga y contra la inseguridad en el Conurbano bonaerense. Yo soy diputada por Capital y sigo viviendo acá, por ahora. No sé si voy a estar viva dentro de cuatro años.

¿La oposición es funcional al Gobierno cuando va al diálogo?

La oposición le ha concedido una ventaja política al Gobierno para aumentar su capacidad de daño y esto ha sido un error. Fue funcional al Gobierno. Había que haber precondicionado el diálogo, exigirle a los Kirchner que cambien el Consejo de la Magistratura, que saquen a Moreno y que cambien la política social. El error de la oposición fue gravísimo y no lo puedo eludir. Yo no sé cómo se recompone esto. La oposición ha empeorado la situación. A una semana de las elecciones no se podía ser tan ingenuo, tan cómplice. Tengo tristeza por el pueblo.

Comentá la nota