Carrió quiere armar un nuevo partido para ordenar a su tropa

El plan de la líder de la Coalición Cívica es que todos los dirigentes renuncien a sus agrupaciones y se afilien al "Partido Cívico". El GEN anticipó su rechazo
Elisa Carrió decidió forzar los tiempos. Sus socios de la Coalición Cívica deberán elegir en breve entre ella o Julio Cobos. Para conseguirlo, propuso el viernes último a algunos de sus compañeros la fundación de un nuevo partido, que podría llamarse ‘Partido Cívico’ o ‘Partido de la Coalición Cívica’, y que como los demás de su especie, debería regirse por mecanismos claros de elección de autoridades y de candidatos en todos los niveles.

Carrió respondió así al reclamo interno de mayor debate en la toma de decisiones después de la crisis que generaron las diferencias de criterio sobre si concurrir o no al diálogo con el Gobierno kirchnerista.

En la Coalición Cívica, todos lo admiten, las definiciones corren por cuenta exclusiva de Carrió. Siempre ha sido así, pero ahora habría consenso para que no lo siga siendo.

A pesar de la contundencia de la propuesta, el nuevo invento de Carrió no convence a casi nadie, básicamente porque lo que su líder les pidió expresamente es renunciar a sus respectivas agrupaciones para afiliarse a este nuevo Partido Cívico.

Así, por ejemplo, Patricia Bullrich debería abandonar su espacio propio, Unión por Todos, para afiliarse a este nuevo partido, y Margarita Stolbizer debería abandonar GEN (Generación para un Encuentro Nacional) y mudarse a la nueva agrupación de la chaqueña, con quien no se habla desde hace varias semanas.

Justamente, desde GEN, confirmaron a El Cronista la propuesta de Carrió y adelantaron que Stolbizer y su agrupación irán en sentido contrario al de "Lilita".

"Nos vamos a concentrar en nacionalizar GEN, tenemos personería jurídica en tres distritos, y la idea es llegar a los cinco distritos necesarios para que GEN sea un partido con posibilidades de competir en todo el país", adelantó a este diario, Gerardo Melman, diputado electo por el partido de Stolbizer.

Los planes de la líder del GEN van lo suficientemente en serio como para ya tener organizado su desembarco en la ciudad de Buenos Aires, el próximo 4 de septiembre, durante un acto en el hotel Bauen que también pretende ser el puntapié inicial de la nacionalización de su imagen.

Stolbizer ya trabaja para posicionarse como posible candidata a vicepresidente de la fórmula del Acuerdo Cívico y Social con la UCR en 2011, sea con Julio Cobos o con el socialista Hermes Binner.

Todo indica que, a pesar de que la sangre aún no ha llegado el río, no hay vuelta atrás entre las dos socias. El único contacto entre ambas fue a través de dos diputados de GEN (Juan Carlos Morán y Francisco Ferro) a quienes Carrió recibió en su casa el jueves pasado, y si bien la fundadora de la Coalición Cívica siguió firme en sus diferencias con Stolbizer, les habría prometido que bajará los decibeles en el enfrentamiento mediático con la dirigente bonaerense.

Puertas adentro de la Coalición Cívica hay muchas dudas sobre la conveniencia de volver a desarmar un proyecto y empezar otro de nuevo. Quienes la acompañan desde la creación del ARI aseguran que no entienden la estrategia de su líder, pero se contentan con la idea de que ‘Lilita’ muchas veces ve por anticipado en la pantalla política. Sin embargo, también admiten con desgano que la de "Fundación y abandono de un partido", es un film que Carrió ya ha filmado en el pasado.

Comentá la nota